miércoles, 2 de enero de 2013

No leer. Segunda parte.



Estás convencida de que todas las canciones tristes hablan de ti,
te duele más sonreír que llorar,
ya no eres capaz de fingir que todo está bien.
tienes ganas de gritar al cielo que te devuelva lo que era tuyo,
por pedir cosas imposibles pides que vuelva,
aunque sepas bien que no va a ocurrir
como cuando vuelves a ver una y otra vez “Romeo y Julieta” esperando que cambie el final
pero siempre ocurre de la misma manera.
La chica del otro lado del espejo ya no te sonríe como antes,
Ni te guiña un ojo y te anima a que te comas el mundo
Ahora huye de ti, no te mira a los ojos, siempre llora
Llora a todas horas, especialmente cuando cree que nadie la ve
Ya no te reconoces en las fotos, porque en todas ellas pareces feliz
No encuentras razones suficientes para salir de la cama por las mañanas
Te engañas a ti misma, pensando que esto es temporal, cuando sabes que no lo es
Porque sabías que iba a ser duro, pero no imaginabas cuánto.
No consigues recordar en qué momento la vida se convirtió en una mierda
Tampoco recuerdas cómo eran antes las cosas
Solo puedes pensar en el futuro que ya no va a poder ser
En lo bonitas que iban a ser las cosas, y las echas de menos
Aunque no hayan sucedido echas de menos lo bien que iban a salirte todos tus planes
Y que ahora ya no van a poder ser
Sientes miedo
Porque si te arrebatan algo que pensabas que iba a ser siempre tuyo…
¿cuántas más cosas vas a perder a partir de ahora?
Y desearías guardar todos tus pequeños bienes en una cajita que nadie pudiera tocar
Como tu corazón
Te lo arrancarías del pecho para colocarlo en el fondo del cajón, donde nadie lo viera
Porque cuando amas a alguien le das poder para que te haga daño
Ahora preferirías no haber querido nunca nada ni a nadie
Te decían que te abrieras, que te dieras a conocer
Y ahora que sabes cuánto duele, te arrepientes de haberles hecho caso
Ni siquiera deja de doler mientras duermes
No son las pesadillas lo que duele, es despertarte en el mismo lugar y con la misma herida
Las personas que te rodean ya no te miran igual
Ahora das pena, das auténtica pena
Justo lo que no querías que sucediera
Y no sabes explicarle a nadie lo que tienes dentro
Por eso el hombre inventó el arte, para expresar lo que con palabras se hace imposible
Porque no hay nada que describa con suficiente horror cuánto desearías desaparecer para siempre
Desaparecer de un mundo que te prometió felicidad y no te habló de la letra pequeña
Firmaron el contrato por ti, no te dieron a elegir
Y ahora te encuentras viviendo algo que no sabías que iba a ser tan difícil.

(Miércoles 23 Noviembre 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario