jueves, 24 de noviembre de 2016

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

Título: 
El hogar de Miss Peregrine 
para niños peculiares
Director: Tim Burton


    Tenía muchísimas ganas de ver esta película y me ha encantado. Ya había leído el primer libro de esta saga, si queréis ir a la reseña, sólo tenéis que hacer click aquí. Así entenderéis que me sea casi imposible no comparar ambas obras. 

    En la versión de papel, pude disfrutar de fotografías antiguas que daban mucha libertad a la imaginación. Sin embargo, en esta película he encontrado que ha continuado con la historia donde la deja el libro, puede ser que mi duda se resuelva cuando lea las siguientes entregas de la saga, pero por el momento, he disfrutado de la primera parte.


    Me gusta mucho que se haya creado un mundo en el que los "raros" son lo más habitual y que no se le dé protagonismo a lo "normal". Las escenas y los personajes están muy bien elaborados, se nota que han cuidado los detalles para que sean lo más similares posibles a la historia del libro. Yo siempre agradezco este tipo de esfuerzos, ya que la imaginación de las personas es muy poderosa, la lectura la incentiva y poder plasmar eso en una película de una hora y media es un reto. En este caso creo que lo han conseguido.


    Si hay algo que debería impregnarnos a todos tanto de la película como del libro es la importancia de la diferencia. Creo que todas las personas son distintas, nacemos como un lienzo en blanco y las experiencias son las que nos van creando como somos. Por eso tienen tanta importancia los niños y cómo les eduquemos, para que no pierdan la esencia de aprender, de absorber, de dejarse llevar y explotar esa imaginación infinita que, por desgracia y los convencionalismos, vamos perdiendo al crecer. 

    No sé cuántas veces hemos escuchado burlas y críticas por ser diferente, por pensar de otra manera o sencillamente por haber encontrado una manera distinta de resolver un mismo planteamiento. 

    Aprovecho que me meto en mundos maravillosos como el de Miss Peregrine para lanzar mi mensaje al planeta: cuidemos de las rarezas, excentricidades y peculiaridades que nos rodean. No tratemos de cortarles las alas a los niños que demuestren cualquier cosa fuera de lo común, todo lo contrario, deberíamos alimentarlas, propiciar momentos, lugares y herramientas para hacerlas posibles e incluso felicitarlas y premiarlas. Porque de ahí surgirán grandes escritores, artistas, bailarines, científicos o divertidas y cariñosas futuras madres de familia, felices y orgullosas, o incluso solitarios viajeros cargados de anécdotas ¡quién sabe!

    Los niños de hoy van a ser los futuros habitantes de este planeta y cabe preguntarse ¿dónde queremos vivir mañana? ¿En un bar donde se nos queden mirando porque no llevamos la ropa de moda o en un hogar como el de Miss Peregrine en el que sentirse libre para vivir cada uno a su manera? Digamos por fin que NO a los prejuicios y admiremos lo maravilloso de ser diferente, de ser uno mismo y aceptarnos tal y como somos. 

    Creo que, de alguna manera, soy una Miss Peregrine, que protejo esas peculiaridades que tanto me gustan, o eso me gustaría llegar a ser. Porque todos las tenemos, y si no, mira a tu alrededor, seguro que conoces a muchas personas que de lo raras que son, te parecen encantadoras...

...incluso tú. ¿Cuál es tu peculiaridad? ^^

2 comentarios:

  1. Pues la verdad es que no me llamaba la atención, pero tal y como la pintas me ha picado la curiosidad. Yo también soy un poco rarita, en fin, qué se le va a hacer ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Viva los raros! je je me alegra mucho que te gusten mis reseñas. Un abrazo ^^

      Eliminar