sábado, 22 de julio de 2017

El significado de las señales

       Querido diario:

       Este año aún no nos hemos sentado a charlar tú y yo, ¡ya va siendo hora! Hoy necesito hablarte de las señales. Sé que hay gente que no cree en las señales y yo, como buena escéptica... ¡las adoro! Sé que puede sonar contradictorio pero no lo es, yo creo en todo lo que tiene explicación y se puede demostrar por lo que, te lo explicaré para que lo entiendas.

       Me he fijado en lo complicado que es a veces decidirse, que parecemos no saber lo que queremos y hay innumerables chistes machistas sobre las mujeres que supuestamente nunca sabemos lo que queremos pero no es así. En realidad, los cerebros de todas las personas saben siempre lo que quieren, lo que les gusta y lo que les conviene, sin embargo, las percepciones del mundo exterior nos distraen de nuestros objetivos. 

       A todos nos ha pasado ir directos a coger algo... y olvidar por el camino hacia dónde íbamos, todos hemos cambiado alguna vez de opinión y nos hemos arrepentido de más de una decisión.

       Y eso sucede porque no sabemos interpretar las señales ¡sí, las señales existen! pero según mis escasas creencias y mi ausente fe, no las dirige ni el universo ni tampoco nos las pone delante de nosotros un ser superior y por supuesto el destino tampoco existe. ¿Entonces quién fabrica esas señales? Nosotros mismos. Eso es, tú vas dejando tus propias señales casi sin querer, de hecho, es tu cerebro quien lo hace.

       El verdadero problema es aprender a diferenciar las señales e interpretarlas ¡pero se puede entrenar! 

       Cuando alguien cree ver una señal que le dice si está en el camino correcto o no, en realidad es su cerebro el que ha puesto esa señal ahí pues es quien ha decidido qué es lo que realmente quieres y te lo hace saber llamando tu atención sobre algo muy concreto. 

       Quizás lo entenderás mejor con un ejemplo. Imagina que estás en una librería y llevas dinero en la cartera. Sabes que no necesitas más libros, tienes de sobra en casa, peeeero... de repente un libro llama totalmente tu atención, no tiene la portada más bonita y al leer la sinopsis no te habla directamente a ti por tu nombre y apellidos pero de repente te descubres a ti mismo pagando por el libro y llavándotelo a casa. ¿Eso era una señal? sí, y además una muy clara, tu cerebro te estaba diciendo claramente: ¡quiero este libro!

       A veces nos dejamos llevar por las recomendaciones de otras personas, por el qué dirán, por lo que hace la mayoría y no estamos del todo satisfechos ¡eso es porque no hicimos caso a las señales! 

       Ahora pensemos en un tema más importante, por ejemplo con una pareja, imagina ahora que llevas un tiempo indeciso sobre qué decisión tomar con respecto a esa relación y tu cerebro empieza a enviarte señales: casi siempre te sientes mal cuando vas a quedar con esa persona, cuando te despides de ella te queda una sensación de alivio, no te gusta que te grite aunque después te dice que te quiere, te obligas a ti mismo constantemente a hacer cosas que no quieres solo porque te insinúa que deberías hacerlo... ¡créeme, son señales luminosas y parpadean insistentemente!

       Por último imagina a esas amigas madres que siempre te están preguntando cuándo te vas a animar a tener tu primer hijo y empiezas a ver las señales: de repente ves embarazadas, cochecitos de bebés, escuelas infantiles, apareces en el pasillo de los productos de bebés en el supermercado, te llaman la atención ofertas de juguetes o pañales y sin embargo, sigues sin decidirte, ¡tu cerebro te lo está diciendo muy claro! no es que de repente el destino haya puesto a una legión de embarazadas a pasear por la calle cuando sales de casa, siempre han estado ahí pero nunca te habías fijado porque no te interesaba ese tema ¡puede que ahora hayas cambiado de opinión!

       Las decisiones en base a esas señales solo puedes tomarlas tú. Y claro, te estarás preguntando en dónde he visto yo esas señales y a qué viene esta reflexión, pues bien, últimamente no me he sentido a gusto ni del todo satisfecha con el contenido de mi blog, me encanta leer y escribir pero estos últimos meses he pasado más tiempo organizando sorteos, visitando blogs, comentando reseñas y poniendo al día las redes sociales que realmente haciendo lo que de verdad quería ¡las señales estaban clarísimas! Ya he empezado a modificar el blog sutilmente y poco a poco irá cambiando cada vez más hasta crear lo que realmente me apetece. ¿Cuál será el siguiente paso? dejarme llevar por las señales. 


       Y tú, mi querido diario ¿crees en las señales? sé que no soy vidente, que no tengo poderes mágicos pero si entiendo de algo es de aprender de los errores y de compartir mi poca y característica sabiduría. Seguiré escribiendo en las páginas de mi diario con más de estos extraños conocimientos. 

Besos cargados de señales ^^

19 comentarios:

  1. Me has abierto la mente, tienes muchísima razón, si es que a mi me pasa a cada rato, ¡las señales! ¡Las condenadas señales! Habrá que aceptarlas,¿no? Por cierto me encanta como escribes, se siente muy fluido, como algo... Tranquilizador. No sé, simplemente me gusta, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! :D me has hecho sonreír. Adoro escribir y creo que se me nota. Un abrazo ^^

      Eliminar
  2. Me ha gustado esta entrada muchisimo. ¿Sabes? Nunca me habia puesto a pensar en ello. Si creo en Dios. Pero pienso que uno mismo al final es que decide que camino o decisión tomar. Me pasa mucho. Aveces por no interpretar las señales no hacemos lo que el corazón o la mente nos pide. Me gusta mucho la forma como escribes. Se te da genial. Nos leemos pronto. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Mil gracias, me alegra haber despertado tu interés ^^ Besos

      Eliminar
  3. ¡Hola! Ahora no puedo dejar de pensar que es cierto, tienes razón. Me ha gustado mucho tu entrada. Pienso que uno mismo es el que elige su destino, aunque a veces lo tenemos super claro por esas señales de las que has hablado, y hacemos lo contrario (no se porque pero lo hacemos) De verdad, me ha encantado^^

    ¡Besitos!

    XX ASH XX

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. je je je yo tampoco sé por qué hacemos a veces algunas cosas, seguiremos pensando en ello. Gracias por venir, un abrazo ^^

      Eliminar
  4. Hola!
    Yo también pienso que hay señales y aunque más de una vez me intenten echar a la hoguera por decirlo no puedo evitarlo. Las mujeres es cierto que tenemos un sexto sentido!
    Un beso y nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que los hombres también, no lo sé, no estoy en su piel pero creo que ésto es algo que no tiene género.

      Eliminar
  5. Uffff un tema interesante creo que si puede haberlas. Me gusta la entrada que has hecho.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte a leer ^^ Un saludo

      Eliminar
  6. ¡Hola! Yo no soy de seguir las señales que se me ponen por el camino si te soy sincera jajaj pero bueno. Creo que en la vida es mucho mejor pedir perdón que pedir persmiso ¡sintámonos libres! besos y gracias por la entrada, me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy buena frase esa! da para pararse a pensar ^^

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    ¡Me ha encantado esta entrada! Ahora que pienso, no sé si soy de seguir mucho las señales. Sé que alguna que otra vez lo he llegado a hacer, pero hay otras que prefiero dejarlas en segundo lugar. El razonamiento para mí casi siempre va delante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que también es muy buen consejo ;) Gracias por pasarte a leer ^^ Besos

      Eliminar
  8. Me ha encantado tu entrada y me he reido con eso de los carritos de bebé cuando te empiezan a decir que ya es momento. La verdad es que creo que también existen otras cosas externas. Yo será que soy más intuitiva, cuando algo de verdad me palpita sé que es como debe ser, un ejemplo es el día que conocí a mi esposo. Hablamos apenas cinco minutos y se lo dije... Me está dando miedo hablar contigo, sé que vas a marcar mi vida y no quiero que lo hagas.... Por más que luche contra las cosas simplemente sucedieron.
    ahhh que recuerdos
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué linda historia de amor! es que hay sentimientos que no se pueden explicar ¡y esa es la mejor parte! ^^ Gracias por venir a compartirla

      Eliminar
  9. Hola
    Yo también formo parte de la iniciativa (aunque mi blog va más de música). Ya te sigo, ¿me sigues?. Te dejo el link de mi blog por si quieres: https://musiceverywherean.blogspot.mx
     Saludos

    ResponderEliminar
  10. Hola!! me parece genial que te dejes llevar por las señaes y le des un cambio al blog, aunque sea poco a poco. En general yo también creo que a veces la ¿vida? ¿destino? nos grita cosas y está bien hacerle caso cuando nos damos cuenta. Besos!!

    ResponderEliminar
  11. hola,
    fijate que yo soy una persona que no cree en nada, pero en las señales si. Y ademas, me guio mucho por ellas y creo que me han evitado mas de un mal trago.

    besotes ❤

    ResponderEliminar