martes, 20 de junio de 2017

Martes consejero: No juzgues un libro por su tamaño

     Queridas y queridos bloggers literarios y amantes de los libros...

       Hoy vuelve a ser martes y como cada martes os traigo un chick-consejo y últimamente también un debate. Quiero hablar del número de páginas de los libros. 


       Quienes estéis habituados a leer mi diario os habréis dado cuenta de que en mis reseñas casi nunca nombro el número de páginas de los libros y es algo que hago deliberadamente para impulsar la lectura sin hacer hincapié en la cantidad de páginas, capítulos o el tamaño del libro. Mi gran objetivo con mis reseñas siempre es y será fomentar la lectura en cualquiera de sus géneros.

       Dependiendo de las personas y sus gustos podemos afirmar que un libro es grande o pequeño pues es algo muy relativo, por ello voy a lanzar mi consejo: ¡no mires la cantidad de páginas, si te gusta, léelo! y también quiero escuchar vuestra opinión. ¿Para vosotros cuántas son pocas o muchas páginas? ¿Consideras un libro pequeño cuando tiene menos de 200? ¿Es grande cuando sobrepasa las 600? ¿Qué hay de los libros con miles de páginas?

       ¡Vivan los libros gordos! ¡vivan los libros "curvi"! como las personas, todos los libros deberían tener un espacio en los corazones o estanterías de todos. Sin embargo, he observado en la blogosfera que ésto no es así y es un tema que he querido sacar a pasear ya que me preocupa el rechazo de muchas personas por los libros largos. A veces me pregunto ¿no es lo mismo leer 1.000 páginas repartidas en dos o en 10 libros si cualquiera de ellos te está gustando? No, para muchas personas no es lo mismo leer diez libros de cien páginas que un libro de mil ¿por qué? ¿por el coleccionismo, quizás? 

       ¿Alguien más ha notado que hay personas que dicen ser aficionadas a la lectura pero lo único que quieren es mostrar sus libros como trofeos? A mí, particularmente me gusta leerlos y si un libro me encanta, no quiero que acabe nunca. ¡Pero eso es solo mi opinión! Lo has adivinado, a mí me gustan grandes ¿y a ti? Cuéntamelo en un comentario. ¡Quiero escucharos!

       Sabéis que leo muchas reseñas y comento bastantes casi todos los días y me encuentro demasiado a menudo expresiones como "no se me ha hecho pesado", "los capítulos son cortos y eso me ayuda a pasar páginas y leerlo" y yo pienso... ¿normalmente los libros se os hacen pesados o largos? quizás sea una señal de que no os está gustando el libro. A mí, particularmente me es indiferente la cantidad de capítulos, si son cortos o largos, si la letra es más grande o si el papel es más grueso. Y ésto nos lleva a plantearnos lo siguiente.

       ¿Pensáis que hay libros que se podrían haber escrito en menos páginas? ¡¡o todo lo contrario!! ¿algún libro os ha dejado con ganas de más porque no explicaba lo suficiente? Creo que a ningún buen lector le gusta encontrar "paja" en medio de la trama y hay otras personas que adoran las descripciones e incluso el lenguaje poético ¿y todo eso está reñido con la calidad? ¿y con la cantidad?

       ¡Porque el tamaño sí importa! hablemos de tamaños, ¿os gustan pequeños, grandes... os es indiferente? ¡Compartidlo conmigo y con el resto de lectores! Yo os he dado mi opinión y ahora quiero saber la vuestra ¿ganará el libro delgadito u otro más ancho? ^^

25 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Pues yo no puedo evitar hacer estos juicios, pero no por que no me gusten los libros largos, si no todo lo contrario.
    Para mí, las historias de menos de 250 o 300 páginas son cortas y si veo que el libro es tan corto dudo mucho.
    Después de leer varios así empecé a darme cuenta de que por lo general no me gustan porque las historias no son lo suficientemente complejas o termnan muy rápido o los personajes no son profundos porque el número de páginas lo delimita.
    Ahora mismo es como que ya me dan miedo y sí, a veces leo algunos así, a veces me gustan más y otras menos, pero por lo general no puedo evitarlo y me dan miedo. Me gustan las historias más densas, por lo menos en lo juvenil, romántica, etc. Con los clásicos ya es otra cosa.
    ¡Saludos e interesante debate!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Yo entiendo que a veces, de primeras, ver un número muy muy alto de páginas te puede echar para atrás. No por el hecho de que te vaya a llevar mucho tiempo leerlo -que también- sino porque es más fácil que te aburra o que se te haga interminable si no te termina de gustar, o que te resulte repetitivo.
    Pero vamos, que creo que es algo que aunque de primeras a todos nos puede pasar, no hay que hacer caso de ello porque el número de páginas no tiene nada que ver. De hecho, a mí los libros que me gustan no quiero que se acaben nunca... ¡cuantas más páginas mejor!
    Por otro lado, no me importan las descripciones, pero me da rabia cuando meten demasiada paja que no aporta absolutamente nada.

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola, creo que todos tus cuestionamientos son muy relativos pues no sólo por los gustos sino por las perspectivas, por ejemplo yo no clasifico un libro como largo o corto por sus páginas si no por otras razones: 1. Por cómo se me hizo la historia, podría ser un libro de 100 páginas o menos pero si la historia no me pareció buena, o lenta, etc., entonces se me hace un libro larguísimo a pesar de tener pocas páginas 2. La otra es que cuando tienen el plástico los libros se ven como de unas 300 páginas pero se lo quitas y ¡bum! son más de 600, no sé si me explico.
    Pero tienes razón al decir que muchos le damos importancia al que sean gordos o delgados, grandes o pequeños, por ejemplo en algunas de las reseñas que hago trato de decir que a pesar de tener muchas páginas si la historia es buena se te va como agua e invito a los lectores a no intimidarse por su tamaño pues la hsitoria te atrapa y lo disfrutas.
    También creo que no deberíamos juzgar los libros por su tamaño, como bien lo dice el título de tu entrada pues puede que tengamos un libro de más de 600 páginas y sea pura paja o no te digan nada bueno de la historia y se vayan por las ramas, así como también pueden existir libros de 20 páginas que te den una historia bien estructurada, breve pero concisa.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Mirá, en mi caso me parece bien nombrar el número de páginas, pero no como parte de un triunfo, si no como "ficha técnica" de un libro.
    Tenemos la naturaleza de juzgar antes de conocer, al menos el 50 por ciento de las veces.
    En mis reseñas casi siempre suelo hacer referencia a que a pesar de la cantidad de páginas que tenga es o muy rápido de leer o aburrido, pero claro que lo hago como una apreciación personal, aunque no sea un dato relevante.
    En mi caso no especificaría si me gusta el más grande o el más chico, ancho o angostito, al fin y al cabo lo que importa es el contenido, jaja
    Es una discusión muy buena e interesante la que estas planteando.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. "¿Alguien más ha notado que hay personas que dicen ser aficionadas a la lectura pero lo único que quieren es mostrar sus libros como trofeos?" Oh Dios mío, siii!!! A la gente le gusta muchísimo presumir de que leen a lo mejor 10 libros al mes, creyendose mejores lectores por ello, y luego a lo mejor comentan en algunas reseñas:"No lo leeré porque es muy gordo..." De hecho, yo con El nombre del viento (que tiene unas 800 páginas) y con El temor de un hombre sabio, que tiene 1000 tardé un mes con cada uno pero es que no me importó. Para mi esos meses fueron los mejores leyendo la historia de Kvothe​. Y después de reseñarlo a con todo el cariño y recomendarlos hasta la saciedad, había gente que parecía que se había quedado en el número de páginas... En serio, me decían que no los iban a leer por gordos... Y yo: "pero tú has leído la reseña, que te estoy diciendo que es la 1ª maravilla del mundo??? XD" si realmente te gusta leer, debería de darte igual el número de páginas...

    Y bueno, con los libros pequeños también parece que hay un poco de rechazo... pero yo esta noche he leído el libro más pequeño de toda mi vida, y pues qué quieres que te diga, chica? Me ha encantado 😏😏😏😝❤

    Muy buena entrada, Geles!!!
    Un besote muy grande!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Holaaa! Me encantó esta entrada-debate.
    Yo sí suelo mirar el número de páginas y la densidad (si cuesta mucho o no leerlos, por eso me gusta leer reseñas), más que nada para equilibrar mi carrera universitaria con mi hobbie que es la lectura (el tema es que al estudiar Letras, necesito tiempo para leer varios libros a la vez y juega mucho el número de páginas).
    Creo que un libro ligero no es por la cantidad de páginas que tenga sino por cómo esté escrito. No es lo mismo leer Harry Potter y la Orden del Fénix que leer Los Miserables.
    Yo suelo leer libros de 200 páginas, aproximadamente, durante el año lectivo y dejar los libros gruesos para las vacaciones, pero nunca los descarto porque un libro grueso no tiene porqué asustarnos (además podemos estar perdiéndonos una gran historia y eso no me lo perdonaría).
    Sé que sueno bastante contradictoria, pero espero que entiendas mi punto de vista.
    Hay que aprovechar todas las lecturas y no discriminar por si tienen más o menos hojas, aunque para mi sí importe pero por una cuestión más personal a la hora de organizarme la cursada y el blog.

    Me gustó mucho la entrada, ¡saludos!

    http://srtabooks.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  7. A mi me pasa que, depende del momento, prefiero un libro más corto o más largo. En principio no es algo que me obsesione, si un libro me llama, me llama, tenga 100 páginas 0 700, pero claro, si sólo puedo leer en transporte publico quiero que me entre en el bolso , si tengo tiempo en casa me suelo coger más gordos o si estoy en plan romantica o me apetece uno de aventuras...

    También es verdad que prefiero capitulos cortos o normales, me ayuda a parar o a interurmpir la lectura con facilidad. SI tengo que irme y me queda una pagina para terminar el capitulo genial, si me quedan 10... pues me fastidia y tengo que dejarlo a medias el capítulo.

    ResponderEliminar
  8. "¿Alguien más ha notado que hay personas que dicen ser aficionadas a la lectura pero lo único que quieren es mostrar sus libros como trofeos?" Voy a enmarcar esta frase. Llevo muy poco por esto del blog y bookstagram, etc, pero me he dado cuenta de que la gente (bueno, algunas personas) ya no leen por el gusto de sentarse con un buen libro, sino acumular libros y libros, y comprar el libro o saga de moda porque sino no eres un "buen lector".
    Parece que el propósito es leer más y más libros, no importa la calidad, sino la cantidad. Yo reseñé hace poco en mi blog IT de Stephen King y algunos de los comentarios eran sobre la buena pinta que tenía pero que como tenía demasiadas páginas (1500) no iban a leerlo. ¿Por qué? ¿Por qué ese mes no podrás decir por el blog que has tenido muchas lecturas porque ese libro te ha ocupado demasiado tiempo? Si un libro merece la pena, da igual cuánto tiempo estés con él. Yo estuve casi un mes y me encantó.
    He de reconocer que yo me dejo guiar por las páginas que tiene, pero al contrario. Me llaman más la atención los más gordos, creo que suelen tener historias más complejas y personajes mejor desarrollados. Cuando era pequeña, mis padres siempre me convencían para coger los libros más gordos porque los devoraba y enseguida empezaba a pedir otro libro, así que los compraban gordos para tenerme más tiempo callada ajajaja Supongo que de ahí me viene la manía.
    Bueno, después de toda esta perorata, solo decir que me encanta esta sección y que digas las cosas tan claras.
    Nos leemos!

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo. Personalmente me gusta acabarlos en un dia pero no hay que juzgar nunca.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Tus consejos siempre son tan acertados... me hacían mucha falta.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  11. Tus consejos siempre son tan acertados... me hacían mucha falta.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  12. Ahora que lo dices, nunca me había fijado en que no ponías las paginas, que curioso.
    Sin duda estoy de acuerdo contigo, yo suelo leer libros bastante tochos pero sin importancia, es decir, no es algo que tenga en cuenta a la hora de leer. Si la historia me gusta, quiero que tenga mas y mas paginas y que no se acabe nunca.
    Ay, lo que hace la vista, si se parece a eso de "comer por los ojos"...

    ResponderEliminar
  13. hola,
    tengo una amiga que dice que lee los libros por peso, si no son gordos pasa de ellos jajajaja A mi me da igual si un libro es largo o corto, el tema es que me apetezca leerlo. Una vez que me engancha prefiero que sea largo para disfrutarlo mas
    ♥ besotes ♥

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!
    La verdad es que yo no los juzgo por su tamaño, si es cierto que a veces me da miedo ponerme con uno muy gordo, pero acabo haciendolo y lo disfruto igual.

    Un beso :D

    ResponderEliminar
  15. Hola!! yo tampoco suelo poner el número de páginas en mi reseñas si bien es verdad que la longitud relativa de un libro depende de quien lo lea. 100 páginas se pueden hacer cortas o insufribles e igual pasa con 500 y hablo por experiencia. Definitivamente hay libros que con la mitad de palabras que tienen hubieran quedado mucho mejor y otros que con el doble seguiría siendo insuficiente. Besos!!

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola!
    Yo la verdad, es que no suelo juzgar los libros por su tamaño. Pero desafortunadamente, muchas veces sí que lo hago por su aspecto. Sé que es horrible, pero lo que llama llama, y lo que no, pues nada.
    ¡Muchas gracias por el consejo!

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola!
    En mi opinión, los libros grandes me gustan. Pero es verdad que me decanto por los pequeños antes. Para mí un libro pequeño es 200/299 páginas. Uno mediano 300/400. Y uno grande es más de 400. He leído libros con más de 400 págs. y me ha gustado. Para mí las páginas no son un problema, si me gusta un libro.

    Pero lo que si que me fijo es en los capítulos. Porque yo suelo cerrar un libro al final de un capítulo (no me gusta hacerlo a la mitad) y se me hace más fácil si son cortitos.

    ¡Besotes! Y, ¡Quiero más debates!

    ResponderEliminar
  18. Hola!
    Yo antes si que miraba más el número de páginas hasta que empecé a darme cuenta que podía haber libros de 250 pags que me costase horrores de terminar porque se me hacía pesado, en cambio otros de 600 me los leía en una semana.
    Así que ahora solo miro que la trama me guste, independientemente de su grosor. Solo lo miro en caso de leer en físico, ahí si que es verdad que no es lo mismo soportar el peso y llevarte detrás donde vayas un libro cortito que uno super gordo jajaja
    Un besito!

    ResponderEliminar
  19. Hola!!!!
    Que entrada más guay, estos martes me chiflan..
    Yo antes un libro cuanto más gordo fuese más apetecible me parecía, y uno finito pues ni veía para él..Ahora en cambio pues me fijo más en un poco más finitos... Soy de las que pienso que en un libro gordito puede estar todo mucho más desarrollado etc y en uno fino puede ser muy precipitado!
    Cuando un libro se me hace pesado es que la trama no me atrapa, está todo lineal y no pasa nada que me enganche. Por otro lado decir que loa capitulos de un tamaño considerable me gustan más de esos enormes...que quieres parar y no das llegado más al capitulo siguiente,por lo que vas leyendo medio de mala gana para parar!!!!
    En resumen: el tamaño si importa!!! Y en mi caso lo estoy viendo, mis mejores lecturas son los más gorditos!!!
    Mil gracias por esta entrada!
    Besiños desde mividapor1libro.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Hola!
    Tienes mucha razón en esta entrada.
    Puede ser gordisimo y ser un tostón o buenísimo.
    Si es fino puede que te deje a medias en muy pocas páginas o ser un pedazo de historia muy completa!
    Un beso y nos leemos!

    ResponderEliminar
  21. Yo opino que a veces es mejor un libro más bien corto que no que tenga 600 páginas o más. Nos arriesgamos así a que el libro tenga mucho mucho relleno sin embargo, si tiene menos ya sabes que te van a contar la historias sin florituras que siempre es mejor. Odio cuando un libro tiene más de la mitad de páginas de relleno y podría decir algunos...
    Muy buen debate para el martes consejero. Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Vale, este es un tema que me interesa jaja voy a intentar responder a todas las preguntas que has planteado:
    A ver, técnicamente hablando, un libro es corto cuando es finito de lomo, como por ejemplo "Quidditch a través de los tiempos" de J.K. Rowling. Y un libro es grande cuando tiene el lomo grueso, como pueden ser "Don Quijote de la mancha" o "Las mil y una noches". Pero, a no ser que un libro sea excesivamente grande o excesivamente pequeño, para mí el resto son libros, pues no me suelo fijar en el tamaño aunque, claramente, siempre hay excepciones.
    Es cierto que si dispongo de poco tiempo para leer, prefiero leer libros más cortos, que sé que no voy a tardar mucho en terminar, que leer un libro que ya simplemente por el número de páginas voy a tardar más en leer porque, esto es una realidad que tengo que aceptar, leo bastante lentamente. Entonces si quiero leer algo en época de exámenes para desconectar de las materias, entonces sí, el tamaño es un factor a tener en cuenta la hora de elegir mi próxima lectura, pero no es el único, antes tienen preferencia la trama e incluso el autor/a que su grandaria.
    En cuanto a lo de los capítulos cortos, etc., yo creo que lo entiendo. Es evidente que si un libro no te gusta, se te va a hacer pesado tenga los capítulos que tenga y tenga las páginas que tenga cada capítulo. Sin embargo, yo sé de personas (mi yo pasado se incluye entre ellas) que tienen la manía de decir "voy a leer tres capítulos (o cuatro o cinco, los que sean) cada día", bien porque su tiempo es limitado o por las razones que sean. Entonces, si los capítulos son cortos la verdad que la lectura se hace más ligera o también hay otras personas, entre las que también me incluyo, que odian poner el marcapáginas a mitad de un capítulo, que preferimos terminar una jornada de lectura en un punto más o menos señalado de la novela para no perdernos en la historia o no dejar una escena a medias, por eso que los capítulos no sean excesivamente largos, como en "El nombre del viento", por ejemplo, la verdad que ayuda bastante a la hora de tener una lectura organizada, ya no ligera o pesada, que eso, como tú dices, yo creo que depende más de si te gusta o no, sino organizada. Al menos, desde mi punto de vista jaja que igual no tengo razón, pero son cosas que yo he visto y vivido jaja
    En cuanto a algún libro que se podía haber escrito en menos páginas y otro del cual me hubiera gustado leer más, pues sí. "El baile de las luciérnagas" la verdad es que no creo que tenga paja, pero sí muchos patrones idénticos que creo que se podrían haber escrito en menos páginas sin perder la esencia o el mensaje que se pretendía transmitir. En cuanto a un libro que nunca quise que acabara y, desgraciadamente, tenía muy pocas páginas, "Mandrágora" de Laura Gallego. Yo quería más de la historia, más de los personajes, más de la ambientación... ¡más de todo! Pero bueno, si no había más, pues no había más jaja dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno, le haré caso a ese dicho para no deprimirme por un final que no quise que llegara ;)
    Y, sinceramente, yo soy más fan de los diáglogos que de las descripciones. Pero, claro está, esto depende mucho de la pluma del autor/a, así que no creo en absoluto que cantidad y calidad vayan de la mano. Dependiendo de lo mucho o poco que te guste una historia y la narración del autor o la autora, un libro tendrá más o menos calidad independientemente de la cantidad de hojas. Pero, como ya digo, esto es solo mi opinión según mi experiencia.
    En resumen, que yo no suelo juzgar un libro por su tamaño, pero no voy a negar que en ciertas ocasiones es un factor que tengo en cuenta a la hora de decidir mis lecturas.
    Un abrazo enorme :3

    ResponderEliminar
  23. Hola Geles! Lo que dices del tamaño...A ver, como te explico jaja, empecemos por lo de las 1000 páginas. Si me dan la opción de leer un libro de 1000 páginas en total o de leerme el mismo dividido en dos tomos de 500 páginas sin duda eligiría la segunda opción¿ por qué? Simple. Por comodidad, la gente quiere leer y estar cómodo en el sofá, en la cama (o donde lean normalmente)...Creo que no lo hacen por coleccionismo porque yo realmente no lo hago por eso. Ahora bien, al dividir el libro en dos, obviamente vamos a tener que pagar más por la misma historia, eso ya depende de cada quien, yo prefiero pagar más y que sea una lectura más comoda y no tener que cargar con un libro que me rompa la muñeca al sujetarlo, pero eso es subjetivo. Para mi los libros pequeños son desde 0 a 250-300 páginas (depende también del tamaño de la letra, si tienen dibujitos,etc...) y empiezan a ser gordos a partir de esa cantidad. Besos!!

    ResponderEliminar
  24. Uff la longitud de un libro jajajajajajajaja. Si bien es cierto que generalmente no me importa mucho el grosor, yo si lo pongo en la ficha bibliográfica del libro, quizá como una tradición que queda asentada desde que supe hacer fichas bibliográficas, pero lo cierto es que para mí no es de importancia el grosor sino el contenido.
    Creo fervientemente que un libro de 100 páginas puede llegar a conquistarme si saben jugar las piezas correctas, hay autoras que destacan precisamente por esa lectura ligera que te deja con una sonrisa. En cambio he encontrado (esta semana) una obra en la que me sobraba historia y faltaba argumento bien sujeto.
    Amo los libros que me dejen con ganas de más y no me importa su grosor, El nombre del viento, los pilares de la tierra entre otros son parte de mi colección, libros a los que recurro y no me importa un pimiento leer una y otra vez, me duran tan poco que me da rabia.
    Supongo que es cuestión de la pluma creadora y del ánimo del lector.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  25. ¡Hola!

    Pues yo personalmente opino, que lo que más importa es lo de dentro. Puede que haya un libro gordo pero que la trama sea super lenta, pesada y te sobre medio libro y uno finito que te encante. Así que yo más que fijarme en el número de páginas, prefiero fijarme en la historia.

    Un saludo y ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar