jueves, 22 de enero de 2015

Punk Rock, La Joven Compañía

    ¡Queridos amantes del teatro, se abre el telón!

    Tengo el placer de presentaros a La Joven Compañía:


    Hacía mucho tiempo que no iba al teatro y esta vez he elegido una obra juvenil algo polémica y actual que me ha encantado, se llama Punk Rock y la interpretan un grupo de jóvenes estudiantes de arte drámatico de una compañía que lleva en funcionamiento casi cuatro años, ahora mismo están de gira por España y si tenéis la oportunidad de verles en directo os llevaréis un grata sorpresa a un precio alucinante, tan sólo seis euritos. Yo iba a ver la obra con mi escuela pero en el último momento no nos permitieron asistir por no llegar a un aforo mínimo del 60% de la clase, por ello decidí ir por libre llamando a los organizadores, llegando incluso a contactar con Olga, la directora de la Compañía, una mujer increíblemente amable y cercana que se tomó la molestia de esperarme en la entrada para darme el pase, pero eso no fue lo mejor, por las molestias que tuve que tomarme para poder ver la obra me invitó personalmente y eso me dejó además de sorprendida, encantada. Y de nuevo quiero darles a todos las gracias por la acogida y por haber elegido Cartagena como una de las paradas de su gira. 


    La obra es rápida y tiene muchas líneas argumentales, por un lado cuenta la historia de la chica nueva que llega al instituto justo para encontrarse con los exámenes finales, donde tiene que convivir con otros personajes, unos más carismáticos que otros, como el típico abusón que insulta y degrada al chico inteligente y tímido que a la vez se siente secretamente atraído por la chica guapa y lista que está saliendo con el abusón, y éste a su vez es muy amigo del guapísimo atleta que se fija en la chica nueva, pero no es el único que le ha puesto los ojos encima, nuestro protagonista,
  

amante de la música rock siente que es su alma gemela y le confiesa todos sus secretos, sólo falta la chica rara enamorada del profesor a la que todos tienen cariño y hacia quien el abusón descarga sus burlas cuando no tiene cerca al tímido chico inteligente. ¡Tiene todos los ingredientes para triunfar con el público más exigente, el adolescente! Y lo ha hecho, la gira no ha hecho más que comenzar y ya estoy segura de que terminarán cargados de millones de aplausos. Sin duda se los merecen. 


    Yo he hecho algo de teatro en un par de ocasiones y sé lo complicado que resulta no sólo actuar, aprenderse un papel y coordinarse con los compañeros en un escenario sino además controlar los nervios, no dar la espalda al público, proyectar la voz al auditorio y si le añadimos todo el escenario, iluminación, sonido, vestuario y el resto de complementos que los espectadores no conocemos, nos dará un resultado de horas de trabajo que se merecen desde la más mínima sonrisa hasta el plauso más sonoro. ¡Mi enhorabuena a este rato tan agradable que pasé! Y no lo digo porque debería haber estado en clase, pues prometo que los dos días anteriores adelanté mi tarea en casa, sino porque creo que a parte de el lado lúdico que desprenden siempre las artes escénicas en este caso transmitían valores, moralejas y realzaban temas transversales tan importantes como: el compañerismo, la lealtad, la sinceridad, el amor y la tolerancia, entre otros.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario