viernes, 1 de diciembre de 2017

Memoria de noviembre

       Querido diario:

       Hoy día 1 de diciembre traigo mi resumen de lecturas, este mes me lo he pasado genial pues además he tenido una variedad increíble ¿empezamos? 

       Con El jardín de Sonoko empecé muy bien el mes pues me encontré con una musicalidad en las palabras de David que me sorprendieron muy gratamente, este autor es capaz de transmitir emociones con frases muy bien elegidas. 


       No creo en las despedidas me decepcionó con las faltas de ortografía y lo predecible de la trama, además aunque aparente ser una novela romántica acabó siendo policiaca. 


       La isla me enganchó desde el principio hasta la última página, me sorprendió con sus inesperados giros argumentales y me dejó en muchas ocasiones con la boca abierta. Es una lectura que merece muchísimo la pena. 


       Cartas de amor a los muertos me encantó porque adoro las historias tristes pero también me costó leerlo debido a los recuerdos agridulces que me traía cada página. Lloré y me enamoré de cada carta.



       El mozárabe me ha parecido una historia bien narrada y muy bien documentada que la editorial ha decidido volver a editar con ciertas correcciones del autor y una portada muy acorde a la trama


       La Bella y la Bestia y otros cuentos maravillosos ha sido para mí una lectura mágica en la que volver a mi más tierna infancia y olvidarme de todo por un ratito con unas ilustraciones geniales.




       El mago de Oz es todo un clásico que ha inspirado a muchos autores posteriores y no solo en el ámbito literario y la verdad es que se lo merece, me ha encantado acompañar a Dorotea hasta la ciudad Esmeralda por el camino de baldosas amarillas.



       Si hay algo que adoro en este autor es ese final en el que mezcla una sencilla pero profunda moraleja con un giro aún más sencillo y mil veces más profundo.






       Leed esta historia si queréis algo realmente diferente, si buscáis disfrutar del comportamiento de alguien que desea algo que normalmente nadie querría pero sobre todo si te pica la curiosidad, deberías satisfacer dicho picor. 




       Con esta novela gráfica he disfrutado como una enana y ya que hablo de mi baja estatura ¿habéis pensado alguna vez que lo que en primera instancia parece un defecto puede jugar a nuestro favor? de eso trata esta preciosa historia, de poner en valor nuestras capacidades.





       He disfrutado con este desfile de oscuras emociones, de la desesperación teñida de culpa, de deseos encubiertos y del miedo a lo desconocido, entre otros muchos detalles que he descubierto con cada párrafo acompañados de las imágenes en escala de grises que la ilustradora ha sabido crear para esta negra historia.



       La caricia de la Bestia fue una pasada porque además me divertí muchísimo intentando resolver el caso policial con las pistas que me envió Espasa en una cajita, los personajes son divertidísimos y por favor, ¡que haya una segunda parte!




       Mil viajes a Ítaca ha sido mi gran salida de zona de confort de este mes pues no se trata de una novela sino de un libro de no ficción de viajes por las Islas Griegas y me ha dejado un buen sabor de boca.





       Tierra de sombras no ha estado nada mal pues se trata de una novela con mucha historia mucho detalle, buenas descripciones y grandes emociones, tiene mucho de todo. Llevaba mucho tiempo sin leer algo histórico.




       Nieve roja ha sido un poco decepcionante pues me apetecía mucho leer algo romántico y me esperaba un retelling de Caperucita roja pero en su lugar me he encontrado un fanfic de Crepúsculo.





       El castigo de un ángel ha sido la sorpresa del mes pues no me esperaba para nada que me gustase tanto este libro, os lo recomiendo sobre todo a quienes disfrutéis con los seres mitológicos y a quiénes os gusten las historias que van al grano.





       Con Las niñas ya no quieren ser princesas he terminado el mes de forma espectacular pues me he encontrado con un retelling de las películas Disney con las que me he criado pero con unas princesas muy actuales y empoderadas ¡no apto para machistas!




       He terminado el mes igual que lo empecé, con muchas sorpresas y algún tropiezo pero en general ha sido un noviembre estupendo. En total he leído 17 historias, la mayoría bastante breves y con un balance muy positivo pues casi todas me han gustado mucho. Quiero dar de nuevo las gracias a las editoriales: Penguin Random House, Red Apple, Roca Editorial, la Agencia Sandra Bruna, Harper Collins, Vicens Vives, Yacaré Libros, Maeva Young, Espasa, Casiopea, Urano, Romantic Ediciones, Letrame y Esdrújula por haber confiando una vez más en mis reseñas. 

       Además de las lecturas he publicado mi lista de adquisiciones de noviembre en la que se encuentran estos libros y muchos más que podéis ver haciendo click aquí. Así como mis opiniones impopulares sobre la blogosfera literaria que dejé en un post que podéis leer haciendo click aquí y además sabréis cuál es mi opinión sobre el Nanowrimo con lujo de detalles haciendo click aquí, el cual espero que os haya ido genial y espero ver vuestros frutos muy pronto. 

       Ya sabes, mi querido seguidor, tienes esta entrada llena de enlaces para que puedas leer lo que te perdiste, vuelve pronto y te seguiré contando muchas más y mejores cosas sobre libros y lecturas ^^ 

3 comentarios:

  1. Hola
    La caricia de la bestia es un libro que tengo pendiente junto a El Jardín de Sonoko haber si este mes los leo *-*
    Yo este mes solo he leído dos libros y me han parecido suficientes.
    Buena entrada que conste
    Un saludo y nos leemos
    Sanny~

    ResponderEliminar
  2. He leído solo CARTAS DE AMOR A LOS MUERTOS y tuve el honor de conocer a Ava.
    Es un ser humano lleno de luz ¡y lo transmite!
    Ya te estoy siguiendo, muchas gracias por pasarte por el mío más temprano.
    Abrazo desde Uruguay ^^
    Day

    http://yoleouruguay.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Woooo pero madre mía, que cantidad de libros, y encima veo algunas ediciones que son preciosísimas.

    ¡besos!

    ResponderEliminar