miércoles, 6 de febrero de 2019

Reseña: Benzo, Fernando "Las cenizas de la inocencia"

Las cenizas de la inocencia
Fernando Benzo


Querido diario: 

Quiero dar las gracias al grupo Penguin Randon House y a Edición Anticipada por enviarme este ejemplar que tanto me ha llamado la atención porque... mejor os dejo primero con la sinopsis: 
Acababa de cumplir los diecisiete años cuando maté a un hombre.
Ahora, tras tanta vida transcurrida, con los recuerdos de aquel tiempo difuminados en una confusa mezcla de sentimientos contradictorios que han ido sustituyendo a las imágenes concretas, soy aún capaz de recordar aquel momento: el seco estampido del disparo, aquella mirada en la que en un solo y último instante se mezclaron la sorpresa, el pánico y la resignación ante lo inevitable, la mancha oscura que apareció al momento en la pechera de la camisa y mi mano sujetando el arma con la misma fuerza como si creyera que podría aplastarla hasta hacerla desaparecer.
Aquel disparo, de alguna forma, también me mató a mí. O, al menos, mató a la persona en la que me estaba convirtiendo. Aquella noche alguien murió para que yo renaciese.
Otra vida fue interrumpida. La vida de alguien que era yo y que ya no fui nunca más.
En las calles de la capital se está librando una nueva guerra, muy diferente a la que acaba de concluir. Tras una falsa apariencia de calma, en una ciudad en la que el hambre y la pobreza marcan la vida diaria, las bandas de estraperlistas luchan por el control del mercado negro bajo la mirada cómplice de policías y políticos.
Los hombres que dirigen las redes de negocios ilegales se reúnen cada noche en el Dixie, un discreto club de jazz donde cierran los tratos y planean sus crímenes entre cócteles, música y hermosas mujeres. Allí trabaja como camarero Emilio, un adolescente ansioso por vivir aventuras, que entrará por casualidad en este mundo clandestino al entablar amistad con Nico, un joven y ambicioso contrabandista. Juntos disfrutarán de una vida que les permitirá superar la penuria que les rodea hasta que se ven obligados a enfrentarse a dramáticas decisiones que cambiarán su destino para siempre.
La verdad es que lo primero que piensas al ver la portada es ¡una novela sobre mafiosos! ambientada en los años 40 y además en España, últimamente me alejo cada vez más de los libros que transcurren en Estados Unidos y me centro en tramas más cercanas... ¡y me gusta!

Esta novela trata sobre aquéllos años en los que podría haber terminado la guerra pero el hambre arrasaba con todo y con todos, de ahí que muchos ingenios se agudizaran y hubiese tanta delincuencia en la calles, robos, trapicheos y mucho mercado negro. 

Me encanta que los personajes tengan apodo porque es algo muy español y te hace entrar mucho mejor en las páginas, éstas que están llenas de engaños, timos, gente intentando salir de la pobreza y la desesperación, personajes a los que adoras y otros a los que acabas despreciando, escenarios madrileños que te dan ganas de visitar con el libro en la mano pero sobre todo intriga y mucha supervivencia. 

Para los que no estéis, quizás, acostumbrados a este tipo de novelas, dadle una buena oportunidad pues el principio os va a poner en situación y después vais a pasar páginas rápidamente hasta que llegar a un final que, como todas las buenas tramas, te dejará con ganas de más. 

Aunque se trate de una obra de ficción, si te apetece viajar en el tiempo a bregar con gánsters que nada tienen que envidiar a los de Chicago, ¡elige esta lectura! no te arrepentirás. 

2 comentarios:

  1. Si, los apodos y motes son algo muy patrio, como en el colegio, al que no le ponían un apodo no era nadie 😂
    Interesante propuesta.
    Besitos cielo 💋💋💋

    ResponderEliminar