viernes, 8 de febrero de 2019

Reseña: Moreno, Zaït "Amantes de la verdad"

Amantes de la verdad 
Zaït Moreno 


Querido diario:

Antes de empezar a hablar sobre este libro que ha llegado a mis manos a través de lo que llamamos un Booktour o libro viajero, quiero dar las gracias tanto al autor como a la Editorial Nereides por la oportunidad de haber leído esta maravilla: 

Se trata de una novela difícil de catalogar, que toma la vida de un joven que busca crecer interiormente para hablarnos de amor, rebeldía, humanidad, justicia, espiritualidad,… La obra, en si, es una deliciosa metáfora que nos invita a un viaje interior. Hay que destacar la cuidada narrativa que, con un lenguaje extremadamente poético, nos recuerda los textos filosóficos o sagrados de antaño; y que el autor usa como recurso para crear un ambiente mágico que nos envuelve desde la primera frase. El motivo de ello es el homenaje que Zaït pretende hacer a “todos aquellos que han sido asesinados, torturados, marginados,… por sus creencias religiosas, filosóficas o políticas”.

¿Sabéis que las monjas dicen que se han casado con Dios? pues este libro es para aquéllos que se casan con la verdad. Es una novela pero también encierra muchas reflexiones y afirmaciones con las que he estado muy de acuerdo y que me han hecho pensar. 

Me recuerda a las fábulas que nos contaban en clase de ética, tras las cuáles hacíamos debates y nos planteaban preguntas a los alumnos para que nosotros mismos resolviéramos las dudas que nos surgían tras la lectura del texto. 

Al comenzar, Zaït nos cuenta que a su tío lo mataron por pensar, ¿por pensar diferente? yo creo que lo mataron por pensar. Habrá quien me diga que eso es como afirmar que a alguien lo matan por respirar, pues es cierto, a algunas personas, en un episodio muy doloroso de nuestra historia las mataban por algo tan sencillo como su pensamiento.

Como a mi bisabuelo, que también lo mataron por pensar y lo cito aquí porque la introducción me ha llevado a pensar en él, y me voy a permitir en esta reseña hacer alusión a un libro titulado "El hijo del herrero. Primer episodio de la serie El último bastión", que no se trata de una novela sino de la verdadera historia de cómo y por qué mataron a mi bisabuelo contada por mi tía, esto es, su nieta. Y por favor, que los lectores no piensen que hago promoción de nada, pues los beneficios de dicho libro van a parar a la Asociación de la memoria histórica de Cartagena, ciudad que me vio crecer. Y dicho ésto, prosigo con mi reseña. 

Hay aquí una historia de un joven que dedicó su vida a la búsqueda de la verdad. De ésto he tenido el placer de charlar con el autor pues yo siempre he creído que no existe una única verdad universal sino que cada persona tenemos nuestra verdad, pues nadie puede ponerse detrás de la piel de otro alguien, es imposible, aunque dos hermanos nazcan en la misma familia, en la misma ciudad y cuidados por los mismos padres, no tendrán los mismos gustos, aficiones ni temperamento, sencillamente porque no son la misma persona y sin lugar a dudas acabarán teniendo una percepción diferente de lo que es la verdad, su verdad. 

Este libro está redactado por un poeta y letrista, entre otras cualidades, que por mucho que intente no escribir poesía le sucede como a Mathías Malzieu pues sus palabras conectan de forma armoniosa aún sin quererlo, una habilidad que para mí es un don. Apenas un bajo porcentaje de autores son capaces de escribir dotando a sus frases de musicalidad y Zaït lo hace muy bien. 

Nos señala en su prólogo que es un libro difícil de encasillar y a mí eso me encanta pues no puedo odiar más las etiquetas, empieza siendo, como he comentado antes, una especie de fábula cuando de repente me encuentro con auténtica poesía que tiene todo el sentido dentro de este texto y de nuevo vuelve a cambiar bruscamente, descolocándome... justo cuando creía que no aparecería el amor hacia la feminidad que tanto me gusta de este autor, de repente me regala los ojos con el papel de la mujer reflejado en sus páginas pero voy más allá. 

Me ha dado la sensación de que el libro es una metáfora de sí mismo, encuentro a un maestro y su aprendiz tocando temas muy importantes desde un punto de vista con el que me siento realmente identificada y tan pronto como lo crees verdad, el libro se pone en duda a sí mismo a través de los testimonios de aquéllos que escucharon al maestro de manera que nos deja presenciar diferentes puntos de vista creando una especie de metaverdad en la cual los personajes van buscando su verdad poniendo ésta en duda. Lo sé, vais a tener que leer este libro para poder amarlo, creo que por mucho que yo lo intente, no os voy a saber transmitir todo lo que contiene ni el enorme trabajo que sé que ha llevado escribirlo. 

No es una simple historia de ficción escrita al azar con frases impactantes que señalar con un post-it, me parece que aquí el autor se ha desnudado muchísimo dejándonos observar los engranajes de su creatividad y lo he querido disfrutar despacito. Podría haber leído el libro en una tarde perfectamente, pero me lo he tomado con calma porque este libro se lo merece. Es una historia para deleitarse, ideal, según mi parecer, para llevarlo contigo de viaje y dejarse llevar por el pensamiento, de hecho, está escrito con esa intención pues después de cada parte, hay un espacio para que el lector pueda escribir, dibujar y plasmar lo que le haya hecho sentir, yo hago uso de mi blog pero bien podría estar escribiendo ésto entre sus páginas. 

Tengo que decir que me ha gustado de nuevo la importancia de la mujer, la garra de lucha contra la injusticia de este autor que espero, no la pierda nunca, y de nuevo recuerdo a mi bisabuelo y a todas las personas que sufrieron por algo tan sencillo como pensar, porque en esta sociedad abanderada del respeto, la inclusión y la diversidad en realidad utiliza esos conceptos para disfrazar la hipocresía que recorre los mapas de este mundo pues en realidad todo lo que es diferente sufre el rechazo, lo que se sale de la norma acaba siendo destruido y para mí, todas las personas que luchan para encontrar y expresar su verdad, se merecen mucho más su lugar en el mundo, que aquéllos que se dejan fluir por lo que diga la mayoría sin pararse a descifrar si esa también es su verdad. 

Llegados a este punto, puede que hayas quedado fascinado o que te haya horrorizado mi reseña, es totalmente normal, éste no es un libro para todos los paladares. Dicen que no está hecha la miel para la boca del burro ni debemos tirar diamantes a los cerdos. Creo que todas las personas pueden llegar a apreciar libros como éste, la cuestión no es para quién sino para cuándo, quédate con la portada y el título pues si no estás deseando leerlo, lo estarás. Todo llega a su debido tiempo, como el conocimiento de la verdad.

Como dato curioso: ésta es la edición especial, en tapa dura, que tiene un contenido extra que no se encuentra en la edición digamos "normal" por lo que, os aconsejo no escatimar y disfrutarlo del todo. 

1 comentario: