lunes, 17 de diciembre de 2018

Reseña: Jiménez, David "No es tiempo de peros"

No es tiempo de peros
David Jiménez


Querido diario: 

A mí es que estos libros de Versátil Ediciones me encantan, por cierto, muchas gracias a la editorial por esta colaboración, es muy de mi estilo y espero que también sea del gusto de muchos lectores más, vamos con la sinopsis: 
Ella ya no es esa policía tímida que no se atrevía a mirarlo a la cara.Él ya ni siquiera es policía.
Ambos han pagado un peaje demasiado alto por trabajar al margen de la ley. Ahora lo único que los une es una causa común: encontrar al Cazador.
Pero compartir un objetivo no los convierte en compañeros, solo en socios; unos socios que tendrán que lidiar con una relación amor-odio basada en engaños.Para Zoe, Marcial es el mejor medio para descubrir al verdadero culpable de la muerte de su novio. Para Marcial, Zoe es la única compañía humana que no le resulta insoportable.
La búsqueda del Cazador los une en un nuevo caso, pero esta vez nada será igual. Marcial ya no tiene una placa que le impida desafiar las normas, y Zoe simplemente ha dejado de cumplirlas. Ambos iniciarán un descenso a los suburbios de Cartagena en la investigación de una trama de blanqueo de capitales que salpicará de sangre los cimientos de la ciudad.
¡Interesante! ¿verdad? Es mi primera novela con este autor, que por cierto, es de Cartagena como yo (solo por eso se merecía una oportunidad y no me arrepiento para nada), si os interesa podéis leer también "Muertes de sobremesa" o "Inspector Solo", yo me las voy a apuntar para buscarlas en otro momento porque me ha gustado el autor... ¡la escritura del autor, malpensados! 

Y el hecho de que tengamos la misma procedencia me ha gustado muchísimo, porque durante la lectura que, por supuesto, muy sabiamente ha ambientado en Cartagena, una ciudad que conoce muy bien, me ha hecho sentirme como en casa, nombrando lugares como el barrio de Lo Campano o el hospital Santa Lucía que no he necesitado imaginar pero que además, si no has visto nunca esos sitios, no pasa nada pues lo ambienta muy bien y te puedes hacer una idea perfectamente. 

Por otro lado, los nombres con apodo es otro guiño cartagenero que me encanta pues allí tendemos a "rebautizarlo" todo. Ya cuando he visto en la portada el apodo del autor "el tito" ya me ha gustado pues allí todos tenemos nuestro pseudónimo elegido por alguna anécdota o nuestra forma de ser y forma parte de nuestra cultura, solo por eso se merece un aplauso. 

Además, utiliza vocablos locales como "cochera" sinónimo de garaje o "descampado" para hablar de un solar. Algunas personas seguro que utilizan estas expresiones pero yo. que he vivido muchos años fuera de Cartagena, echaba mucho de menos, pues en el resto de la península casi no se oyen y me hacen volver a mi tierra.

Siempre lo he dicho y hoy me viene como anillo al dedo, además de tener una trama interesante, el autor ha cuidado mucho los detalles y aunque a mí no me disgusta leer novelas ambientadas en ciudades de Estados Unidos, creo que cuando tienes algo propio tan cercano como tu ciudad natal que tiene tanto que ofrecer, por qué no explotarlo en una novela, a mí me ha parecido un enorme acierto y ha hecho que me entusiasmara mucho más la novela, sus personajes y cada detalle elegido por David. Mi enhorabuena por este trabajo, leeré mucho más de él a partir de ahora. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario