miércoles, 30 de octubre de 2019

Reseña: Weing, Drew "Los espeluznantes casos de Margo Maloo"

Los espeluznantes casos de Margo Maloo
Drew Weing


Querido diario: 

Quiero darle un inmenso gracias a Maeva Young por esta maravilla de novela gráfica que me ha hecho sonreír tanto: 

Unas historias que comenzaron en internet y se han convertido en una magnífica novela gráfica.
¡La ciudad esconde sorpresas que solo tú podrás ver!
Charles acaba de mudarse a Ecocity, y algunos de sus vecinos nuevos le dan escalofríos.
¡Este lugar está lleno de monstruos! 

Por suerte para Charles, Ecocity tiene a Margo Maloo, una mediadora de monstruos. Ella sabe exactamente qué hacer.
Y es que, mis pequeños y no tan pequeños lectores... ¿quién puede decir que aún no ha empezado a leer? ¿quién se atreve a afirmar que no le gustan los libros? para todas esas personas os traigo una gran solución: novelas gráficas de Maeva Young, tan sencillo y directo como ésto, a personas de cualquier edad: os reto a empezar a leer cualquier novela gráfica de Maeva y dejarla a medias, ya te adelanto yo el resultado: te vas a sorprender muy positivamente. 

Porque además estos contienen aprendizajes que sin duda ves reflejados en tu día a día. En este caso me encantaría hablar sobre la mala opinión que tenemos los adultos sobre los monstruos quizás porque damos por hecho que lo desconocido siempre tiene que ser negativo pero... ¿por qué? y además ¿es que debemos fiarnos de las apariencias? Me encantan las moralejas y pequeños aprendizajes que podemos extraer de las novelas. 

Además el libro es muy divertido, rompe muchos estereotipos y me enamora el poder de la amistad que derrocha. Me ha encantado que exista un submundo de monstruos que hacen vida cotidiana y que casi tienen los mismos problemas que los adultos e incluso que se vean molestados por nosotros, me parece que gracias a esta historia los peques de la casa pueden hacer un ejercicio de empatía que nunca viene mal y si tú también has llegado a las mismas conclusiones, por favor, házmelo saber volviendo para comentarme. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario