domingo, 8 de mayo de 2022

Reseña: Bredesen, Dale "El fin del Alzhéimer. El programa"

 El fin del Alzhéimer

El programa

Dr. Dale E. Bredesen




Esta semana abrí un debate sobre libros de autoayuda en mi cuenta de Twitter y descubrí algunas cosas de las que me gustaría hablar aprovechando que nos encontramos en esta reseña. Bueno, un apunte: ahora a los libros de autoayuda los llaman "de crecimiento personal" pero viene a ser lo mismo. 

Yo siempre he defendido estos libros como una de las muchas herramientas que tienes a tu alcance y que debes utilizar en tu favor adaptándolos a tus circunstancias personales. ¿Qué sucede? aquí la gente comete varios errores. El más común es pensar que solo con terminar de leer el libro todos tus problemas se habrán resuelto mágicamente y eso no es así. Los libros te darán una explicación, un punto de partida, te mostrarán ejemplos a seguir y finalmente te van a proponer pautas y ejercicios para que pongas en práctica. Otro error común es pensar que tienes que hacerlo todo al pie de la letra. A ver, tampoco es un manual de instrucciones. 

También he encontrado a personas que decían no servirles para nada cuando el problema era que habían elegido el libro inadecuado, ojo con esto. Por otro lado están los que no han reconocido su problema, aún no tienen intención de superarlo y le echan la culpa al libro de empeorar su situación ya que se comparan con los ejemplos redactados y les da la sensación de que el libro les sermonea. 

Yo os diría que toméis de los libros de autoayuda lo que necesitéis pero sin obviar otras herramientas, como las de un profesional, hábitos de vida saludable, familia y amigos, así como todo lo que os hayan aconsejado a modo particular. Entonces, ¿los libros de autoayuda resuelven todos tus problemas por sí mismos? Está claro que no. Pero te ayudan a solucionarlos por ti mismo a través de pautas, directrices, ejercicios y propuestas a modo de deberes. Son soluciones a largo plazo y por supuesto la persona que debe solucionar sus problemas eres tú mismo. Y siempre, siempre, siempre, acudid a un especialista. 

1 comentario: