domingo, 14 de julio de 2019

Reseña: Allnutt, Luke "Nuestro es el cielo"

Nuestro es el cielo
Luke Allnutt


Querido diario:

Seguro que ya habías visto esta novela de HarperCollins y ahora ha salido en su formato bolsillo, el más querido por los lectores que llevamos nuestra lectura a todas partes, ¡gracias a la editorial una vez más!
Todos tenemos que tomar decisiones.
Y algunas de ellas nos conducen al desastre.
Antes, decidir era sencillo: tostada con queso o palitos de pescado; Star Wars o Pokémon; quedarse bajo la lluvia un minuto o media hora.
Pero para Rob, Anna y su hijo Jack la vida da un vuelco repentino. Y el rumbo que deciden tomar lo cambia todo.
Rob Coates está hundido. Antaño felizmente casado con Anna y padre de Jack, su precioso hijo, se halla ahora sumido en el alcoholismo y a duras penas consigue salir adelante. Dirige una página web de fotografía, We Own the Sky, donde cuelga fotos panorámicas de lugares que visitó con su familia, y lucha por olvidar el pasado. Poco a poco iremos descubriendo de qué huye Rob: de la espantosa enfermedad de Jack, del naufragio de su matrimonio y de su obsesión por salvar a su hijo a toda costa. Obligado a afrontar cómo afectaron sus decisiones a sus seres queridos, Rob habrá de encontrar la manera seguir adelante sin Anna y Jack, de perdonarse a sí mismo y de regresar a la vida.
Nuestro es el cielo es una novela desgarradora y vitalista acerca del amor entre marido y mujer y entre padre e hijo. Trata acerca de cómo intentamos dar sentido a lo que no lo tiene y plantea una cuestión central: qué harías tú si tuvieras que enfrentarte a lo inimaginable. ¿Hasta dónde llegarías para salvar a tu hijo? El debut literario de Luke Allnutt emociona e invita a la reflexión, y nos muestra a través del despertar de su protagonista que, cuando todo se ha perdido, lo que queda es el amor.

No es un secreto que me encantan las historias tristes, a mí me pones un drama y lo disfruto igual que el misterio y la fantasía, soy adicta, me gusta ver cómo los personajes luchan contra sus propios demonios e intentan superarse, creo que, de alguna manera me gusta ver cómo lo pasan otras personas en la ficción, pues también cometen errores y piensas: bueno, no estoy tan mal, si ellos lo intentan, yo también puedo. Quizás ahí radique la belleza de las historias tristes. 

Me gustan los libros que son como la vida, los que reflejan el duelo, la pérdida, pero que también dejan ver los sueños y esperanzas de los personajes, ¿no somos todos así en realidad? Mi parte favorita es la relación que tienen padre e hijo, la forma que tienen de afrontar lo que sucede y las estrategias que buscan para llevarse también con la madre, ¿quién no se siente identificado con esta situación? muy pocas personas. 

Los personajes me han cautivado, me los he creído totalmente, ésta podría ser la historia de mis vecinos o de algún familiar, imagino que es ficción pero dentro de esa ficción, los autores siempre ponen mucho de sí mismos en lo que hacen, como buenos artistas y que, del dolor, salgan obras literarias me parece que es la resilencia hecha libro. 

Es desgarradora y no te deja indiferente, a los lectores sensibles os robará más de una lágrima y a quiénes amamos el género, nos tendrá enganchados desde las primeras páginas. Creo que lo que más me ha sorprendido ha sido descubrir que se trata del primer trabajo del autor pues ha conseguido en su debut algo que muchos otros llevan intentando durante años, a mí me ha convencido, he sufrido pero en el mejor de los sentidos, es un libro para sentarse a disfrutarlo. 

¿Te gusta? Cómpralo haciendo click aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario