domingo, 28 de octubre de 2018

Reseña: Stevenson, Robert L. "La isla del tesoro"

La isla del tesoro
Robert L. Stevenson


¿A dónde crees que vas, marinero de agua dulce? 

¡JA! dame esa botella de ron y te contaré un par de cosas que no sabes. Porque los grumetes de ahora pensáis que lo sabéis todo, os sabéis los diálogos de Piratas del Caribe, incluso conocéis la banda sonora pero... ¿realmente seríais capaces de estar engrilletados en la bodega de un barco pirata mientras escucháis los cánticos de auténticos lobos de mar que decidirán vuestra suerte? 

Permitidme que os diga que no tenéis ni idea... ¡tú! sí, ese que está poniendo caras raras. ¿Ya tienes en tus manos "La isla del tesoro"? ¿no? pues ve corriendo a cualquier biblioteca o librería, después vuelve a popa para escuchar lo que debo decir. 

Esta es la verdadera historia del tesoro, todos los demás mapas que habréis visto son falsos, os lo digo yo que llevo navegando con ellos toda mi vida y así será hasta el día de mi muerte. Se han perdido el honor y los verdaderos valores de los buscadores de tesoros en otros libros modernos, ¡si quieres saber algo, ve a la fuente! Nunca dejéis que os lo cuenten, ni siquiera yo, esta pata de palo ya no me deja pensar como hace años. 

¿Tenéis miedo? deberíais, el mar es bravo, el destino incierto y existen tantas islas por descubrir como páginas tienen vuestras historias. Aquí es donde vais a encontrar una aventura real, no como esas de la ficción actual, ¡¡aaarrrr!! ¿quién se ha llevado mi ron? ¡tráeme esa otra botella, pillastre!

¿Qué estaba diciendo? ¡oh! sí, aventuras. La verdadera aventura es hacerse un hombre como el protagonista de esta historia gracias a haber agarrado los cabos precisos de la vida y haber arrojado por la borda las malas decisiones... ¡o puede que no! ¡¡diantres!! mi memoria ya no es lo que era... ¿recordáis a John Long Silver? ese sí que era un pirata con mayúculas, ¿Jack Sparrow? ¡una mala burla ese bribón! creedme, manejaba las situaciones con una elegancia propia de no muchos capitanes, temido por muchos, admirado por otros tantos, esperaba al momento justo para empuñar su destino y dirigir las velas hacia el horizonte de la literatura ¡si es que existe! hay demasiadas leyendas por ahí. 

¿Oléis eso? es el salitre, se te mete por los pulmones y te hace madurar... ¿qué hacéis todavía ahí parados? subid la mercancía, partiremos al amanecer, panda de rufianes, os quiero aquí leyendo este clásico o ateneos a las consecuencias, ¡¡me sobran balas que llevan vuestros nombres!!

4 comentarios:

  1. Hola me ha gustado la entrad bastante original. Felicidades. Nunca he leído un libro sobre piratas pero me has animado lo podre entre mis pendientes espero leerlo pronto. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. La leí hace décadas, de niños nos encantaban las novelas ilustradas de Bruguera y yo las tenía todas, qué tiempos...😅

    Original reseña, eres un crack 😉
    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Lo leere, se muy intetesante, además amo a los piratas.
    Besos💋💋💋

    ResponderEliminar
  4. Hola, creo que este lo dejaré pasar, de todas formas, gracias por la reseña.
    Saludos

    ResponderEliminar