viernes, 4 de enero de 2013

Para mi ángel

Hoy te he pillado, no te he visto, pero te has dejado un rastro de polvos mágicos. Siempre pensé que los ángeles eran de luz blanca pero ahora sé que sois de todos los colores. Supongo que vienes cada mañana a despertarme y me observas en la distancia mientras me cuidas, pero hoy te has descuidado y he encontrado ésto:




Ten cuidado cuando pasees por la tierra, pues el hombre es muy codicioso y si te vieran, querrían tenerte, podrían secuestrarte y nunca más volverías. Si por mí fuera, querría verte siempre junto a mí, pero sé que tu lugar está ahí arriba y que allí eres más necesario que aquí. 

Para las personas que no saben que existen los ángeles os contaré que están hechos de luz, por eso durante el día no los ves, sólo en los sueños. Pero si estás atenta encontrarás pequeños rastros como éste. Son como miguitas de pan se Hansel y Gretel, que dejan a su paso para encontrar el camino de vuelta, si ves una de estas miguitas no la cojas, fotografíala y déjala volar, pues alguien muy especial ha venido a verte y querrá volver muy pronto.

2 comentarios: