viernes, 6 de diciembre de 2019

Reseña: Moreno, Eloy "Invisible"

Invisible
Eloy Moreno




Querido diario: 

Este libro me lo recomendó mi Oscurilla Invisible, sí, se llama Invisible a sí misma y tenía razón, este libro me iba a gustar mucho. Lo conseguí por intercambio con Fran Targaryen totalmente nuevo y con el marcapáginas transparente a juego. 

Sinopsis:

Emotiva, conmovedora, diferente... Invisible narra, a través de los ojos de un niño, una historia que podría ser la de cualquiera de nosotros.
¿Quién no ha deseado alguna vez ser invisible?
¿Quién no ha deseado alguna vez dejar de serlo?
El problema es que nunca he llegado a controlar bien ese poder:
A veces, cuando más ganas tenía de ser invisible, era cuando más gente me veía, y en cambio, cuando deseaba que todos me vieran, era cuando a mi cuerpo le daba por desaparecer.

Como todas las historias tristes y duras, consigue que me haga fan incondicional y que adore la historia. No lo tenía muy claro porque no conocía el argumento y con ese par de frases que tiene por sinopsis no tenía ni idea de cuál sería la premisa e incluso, siento que si os la contara en mi reseña, estaría traicionando al libro. 


Es una novela que merece la pena descubrir por uno mismo, entender el por qué de ese título, qué significado tiene la portada y disfrutar de las emociones que despierta en nosotros los lectores. En mi caso ha creado sentimientos de empatía, rabia, tristeza, ira, dulzura, ternura e incluso a veces simpatía. Me siento muy identificada con el protagonista porque yo también he querido ser invisible, sobre todo en la época del colegio y al mismo tiempo también quería dejar de ser invisible en ocasiones. 

Este libro sirve para sensibilizar, yo lo propondría en las escuelas para trabajar muchos temas que aunque sabemos que existen, los estamos ignorando cuando no debería ser así, de hecho, espero que este libro llegue muy lejos en ese sentido pues es finalista para el Premio Hache, un galardón que otorgan los lectores de Cartagena de entre 12 y 14 años a través de las escuelas y el grupo promotor del Premio Mandarache. Desde aquí le deseo mucha suerte a Eloy, el autor, porque a ese premio le tengo un cariño especial, yo fui jurado durante varios años y es una experiencia maravillosa, las presentaciones de los libros así como los encuentros con los escritores son irrepetibles y espero que los disfrute muchísimo y que se lleve un tierno recuerdo de mi ciudad natal. 

No sé qué decir con respecto al protagonista, solo que espero que en el futuro yo sea una vieja llena de canas contándoles a los niños que antiguamente había muchas personas sufriendo por ésto y me encantaría que me dijeran que eso ya no sucede, que está superado, pero mientras tanto, no hagamos la vista gorda, pensemos un poco en los demás, aprendamos a ponernos en su lugar y sigamos trabajando la autoestima, las habilidades sociales y los valores desde la infancia. 

Dejadme vuestra opinión en un comentario tanto si habéis leído el libro como si no, ¿cuál pensáis que es el tema principal del libro? ¿lo sabéis? ¿y cuál es vuestra opinión al respecto? ¡quiero saber! ^^ 

¿Te gusta? Cómpralo haciendo click aquí

3 comentarios:

  1. Hace tanto que me lo leí que me lo tengo que volver a leer porque no recuerdo casi nada! Eso si, me hizo llorar muchiiiiisiiimooo

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Lo tengo pendiente de leer desde que salio publicado, gracias por la reseña.
    Besos💋💋💋

    ResponderEliminar
  3. Voy por la mitad del libro y eso que lo empecé anoche. Me está sorprendiendo porque me pasó como a ti, que no sabía de qué iba el libro por la poca información que da la sinopsis. Pero joder, me siento muy identificado con el protagonista: yo pasé casi por lo mismo. A ver cómo termina esta historia...

    ResponderEliminar