jueves, 19 de septiembre de 2013

Reseña cruel

Título: Reseña cruel.
Autor: Chicka Lit.
Editorial: Home.
Portada: 


Resumen de Chicka Lit: No se trata de una reseña real. El libro es completamente inventado y cualquier parecido con la realidad es una mera coincidencia. En ocasiones leemos libros que nos gustan y otras muchas veces ocurre todo lo contrario: nos topamos con libros que nos disgustan enormemente. Así que, he decidido publicar en una reseña humorística todos los comentarios sarcásticos e hirientes que no he publicado nunca pues me he negado a hacer críticas tan negativas que pueden llegar a dañar los sentimientos tanto de sus creadores como de sus simpatizantes. Pero hoy es un día para la distensión y el buen humor y por ello quiero que todo el mundo siga leyendo con la mente abierta y ganas de echarse unas risas. ¡Que aproveche!

Opinión Personal: Si tuviera que definir esta novela tendría que utilizar sinónimos para no insultar, he tenido que buscar las palabras: Choni y barriobajera. Y así me he encontrado con otras no tan exageradas como: sencillo, natural, común y cotidiano. En efecto, tenemos ante nosotros un libro cotidiano.



Espero que algún día su autor eche la vista atrás y vea que ese libro era solo la punta del iceberg, como pionero de la basura tiene futuro. Usa un lenguaje tan coloquial que es fácil engancharse (porque te ríes), me resulta totalmente una lectura de piscina que sirve como refresco entre dos libros de la talla de Saramago. 

Defiendo que hay que leer de todo aunque no sea mi preferido, hay que darle una oportunidad a las nuevas promesas. Yo aconsejaría al autor que se dedique a hacer ensayos sobre su vida, pues pierde muchísimo el tiempo describiéndola. O quizás la novela no sea género que mejor se le da, que siga buscando (y a lo mejor encuentra algo que no sea una bazofia). Podría recomendarla como juvenil con comentarios como: viva Belén Esteban, la princesa de la calle, perdón, Choni, o para no faltar: Ascensión.

Se me vienen a la mente palabras como libro-basura o Gran Hermano y no atiendo a saber por qué. Es una lectura ideal para las tardes en compañía de telecinco, perfecto para hacer la digestión en el sofá mientras lees revistas del corazón o para una reunión con las amigas en el recreo del cole.


Por alguna razón todos nos enganchamos a "Al salir de clase" (que tiene el mismo idioma que la novela) en nuestros años mozos y ahora nos parece una serie mala, pero crecimos con ella, lo mismo le pasa a esta novela, que tiene un "algo" que seguro que llama la atención a cientos de adolescentes aunque a mí no me convenza, ya que mis gustos son algo más refinados y experimentados a la hora de elegir lecturas.


Me ha sorprendido que tenga expresiones tan de la calle, tan sencillas, me alegraría ver que el autor deja de escribir durante un tiempo para reflexionar y que vuelva con energias renovadas y un trabajo mucho más pulido. Le aconsejo paciencia pues se nota la falta de experiencia, pero todos partimos de cero, se lo podría tomar con calma, así nos dejaría tranquilos a los lectores durante un tiempo.

Los libros no son mejores por salir a la venta muy pronto, debería madurar y maderarlo un tiempo, como el buen vino.

Lo que más me ha gustado es la hoja en blanco que viene despues de la portada.

Le aconsejaría que se dedicara a crear agendas escolares, con recortes, fotos, anécdotas y consejos caseros, con espacio para escribir y pegar fotos, con un diseño desenfadado y familiar, o quizás podría escribir una revista de éxito para adolescentes, que hable de los granos, la regla y los primeros besos.
Otras recomendaciones serían: que cambie de registro, quizás los cuentos infantiles, o bien novelas con protagonista discapacitado, o a lo mejor la protagonista podría ser una chica sin estudios que la han tenido que criar entre cerdos salvajes.
¡Ya lo tengo!: cuentos para adultos, sexy-cuentos, que pretenden ser inocentones pero luego son picantes y que los acompañe de ilustraciones, lo digo por el exceso de sexo de sus páginas. O podría dedicarse a escribir los anunciados para entrar en Gran Hermano. Su próximo argumento puede ser un reality de la MTV. Podría inventarse una saga, en la que un cani, una Choni, o un chaval sin recursos, quiere llegar a ser escritor... ah, no, que eso sería una autobiografia.

Pero sobre todo este autor debería leer, leer mucho. Si quiere dedicarse a algo que ya está inventado, debería empaparse de los profesionales, de los clásicos y éxitos rotundos, que para escribir hay que leer, leer y escribir, escribir mucho y pulir, sobre todo pulir.

La próxima vez, antes de publicar debería pedir más opiniones, como la mía, que soy orientadora de estudios y conozco muchas técnicas literarias. Debería buscarse un estilo propio mucho más meditado y pensar que lo bueno de cometer errores es que podemos aprender mucho y mejorar rápidamente, por lo que podemos deducir que estamos ante un caso de mejora absoluta e instantánea dada la cantidad de fallos que he encontrado.

Como dijo una buena amiga mía: las criticas constructivas nos hacen llegar más lejos que las alabanzas.

Tengo fe en que ésto es solo el principio. No se me ocurre otra manera de realizar una crítica constructiva que no sea aconsejar y dar esperanzas (falsas, eso sí). O bien mintiendo con frases como: que no me hayan gustado sus primeras novelas no quiere decir que no aparezca de repente con algo del calibre... Los juegos del hambre, debería utilizar otros registros, que toda buena novela tiene momentos de miedo, tristeza, suspense, la suya la encuentro muy lineal o como dicen en mi barrio: porquería.

Otra buena idea es entrevistarse con otros escritores, apuntarse a cursos de autoayuda, que a lo mejor volver al colegio no está tan mal visto, que hay cursillos de educacion de adultos que te enseñan cantidad de cosas positivas para el futuro, puede empezar reseñando, que cuando lees mucho y haces críticas del trabajo de los demás, consigues al mismo tiempo mejorar tu propio trabajo.
El mes que viene nadie se acordará de este autor y el año que viene sus libros estarán vendiéndose a 50 céntimos en tiendas de segunda mano. Podríamos definir el libro con una palabra: explícito o indiferente e incluso: asco. El misterio forma parte del deseo de cada uno de los lectores, intente usted introducirlo más a menudo en sus tramas, utilice perífrasis y huya de los convencionalismos, trate de sorprender al público con algo nuevo y fantástico.

Este libro lo podemos vender junto a los condones en máquinas expendedoras. 
Si buscamos en un diccionario la palabra "vulgar" a la que tantas connotaciones negativas tendemos a imponerle, nos encontramos con la siguiente definición: "Se aplica a la persona o cosa que no es más que lo que se expresa. Se aplica al latín propio de la comunicación oral y que se opone al latín clásico". Es decir, nos encontramos ante la sinceridad y transparencias personificadas, este autor no nos engaña con florituras, es claro y directo. Y perdón por insultar a la palabra "transparente", la utilicé intentando sustituir un taco.
Yo no me considero una remilgada pero no pondría la palabra "polla" en un libro (y mucho menos tantas veces como aparece en esta novela). No es necesario tener a mano un diccionario para leerla, ya que su sencillez nos facilita la lectura. Sencillez por no hablar en plata y llamarla puta mierda.


No lo creía posible pero tengo que admitir que ésta ha sido una de las reseñas más difíciles a las que me he tenido que enfrentar y me alegro de encontrarme retos en mi vida. Excelente lectura para cagar, sobre todo si no tienes papel. PD: reseña escrita en el mismo nivel cultural que la misma novela. Siento una mezcla de sensaciones ante sus expresines salvajes. El libro es como la vida misma, como salir a la calle y respirar la contaminacion de la ciudad. La primera vez que leí algo de este autor, me sorprendió y que la segunda vez ya lo encontré asquerosamente familiar.

Se me ocurren palabras como: tradicional, arraigo, artesano,... hum... bragas del mercao a un euro... Pero es un ejemplo a seguir, ahora todos creemos, gracias a él, que cualquiera puede escribir un libro, (conseguir críticas positivas ya es más complicado). El libro es cultura en estado puro, noto el mimbre bajo el culo y las moscas alrededor de la cara. Demasiado rural para mi gusto.

Si alguien le diera una crítica negativa es porque no se le pueden echar diamantes a los cerdos... que lo que hay que echarles son libros como éste. Si te bebes dos botellas de sidra, el libro mejora por momentos, el autor debería intentar escribir algo totalmente diferente para retarse a si mismo.
Y por fin terminaré mi crítica diciendo que me sorprende que no tenga faltas de ortografía ni lenguaje sms. O calificarlo con una palabra: mierda.

Gracias una vez más por leerme, por el sentido del humor de mis compañeras lectoras y por comentar si tenéis la amabilidad.

6 comentarios:

  1. JAJAJAJAJA me ha gustado mucho esta reseña.... la verdad es que hay veces que no pones realmente lo que piensas para no herir a nadie... pero hay libros que son muy O.O

    Lo que más me ha gustado ha sido lo de la página en blanco del final jajajajaja

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que por lo menos mi reseña loca te haya proporcionado un momento de risas. ¡Gracias por la visita!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¡Gracias! Sí, esa era la idea, utilizar la creatividad ^^

      Eliminar
  3. Has sido "clarita,clarita". 😂😂😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDD

      pasan los años y me sigue haciendo gracia, no lo puedo evitar, escribí con toda mi sinceridad lo que me salió del corazón y sigo pensando igual, casi 4 años después de la reseña ¡sigo pensando lo mismo sobre ese "libro fictiicio"!

      Eliminar