jueves, 28 de marzo de 2019

Reseña: Ballabriga, Ana y Zaplana, David "Soy Rose Black"

Soy Rose Black
Ana Ballabriga y David Zaplana


Querido diario: 

Voy a empezar mi reseña agradeciendo a Versátil ediciones esta novela que tanto me llamó la atención desde que la vi en novedades: 

Rose Black tiene todo lo que cree que podría desear: un trabajo estable y bien remunerado como abogada en un bufete de Ibiza, un novio italiano estupendo que la adora, y tres amigas incondicionales y divertidas. Sin embargo, en la fiesta de su 40 cumpleaños, se da cuenta que, a pesar de todo, su vida parece haber tocado techo.
Al día siguiente, una adinerada clienta que sospecha que su marido la engaña acude a su bufete. Rose, que había fantaseado con la idea de ser investigadora desde que, a los 20 años, su novio Alex desapareció misteriosamente, decide iniciar sus propias pesquisas, sin saber que el caso se va a poner mucho más peligroso de lo que podría parecer. Suerte que contará con la ayuda de un divertido murciano buscavidas, más acostumbrado que ella a los trapicheos y a la calle.
Entretanto, conocerá al nuevo policía encargado de la investigación de la desaparición de Alex: Marc Lobo. Un hombre que la incomoda y la atrae a partes iguales.
Soy Rose Black es una historia de mujeres que sueñan y que buscan su lugar en el mundo. Un fabuloso cóctel de amor, sexo, misterio y comedia.

A mí me presentas a una chica de "taitantos" años, que parece que va a tener una crisis existencial y de repente todo su mundo se desconstruye y luego me cuentas que un murciano... ¡ya está! yo, como buena murciana me tiro al ruedo, porque claro, le echo un vistazo a los autores y veo que uno de ellos es de mi tierra y ya me ha ganado el corazoncico lector. 

Me ha gustado mucho porque no es ni la típica novela de detectives ni tampoco la acostumbrada historia romántica y por si fuera poco, con sus toques de buen humor, ¿qué más se puede pedir? ¡efectivamente! que haya una segunda parte, pues resulta ser una serie ¡y yo que me alegro!

Incluso estoy pensando ahora que me ha parecido muy televisiva, con mucho ritmo, divertida, engancha con facilidad... yo voy a seguir con la serie seguro, porque necesito más de Rose Black. 

Creo que cuando llegamos a... ejem, cierta edad, todos nos cansamos de algunas cosas y cuando acumulas demasiadas de las que no te llenan, tienes que pegar un palo en la mesa y decir: hasta aquí. Ese es el principio que da origen a una nueva serie a la que me voy a enganchar seguro porque tanto los protagonistas como los personajes secundarios tienen todavía que dar mucho juego. 

Aquí vais a encontrar mucho diálogo, un trabajo en equipo por parte de los autores que merece la pena leer y unos toques muy creativos que dirigen constantes guiños a lectores como yo, tan acostumbrados a la novela negra que nos van a hacer pasar muchos y muy buenos ratos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario