viernes, 2 de agosto de 2019

Reseña: Acosta, Alicia y Pino, Pablo "Agapito El sapo que quería ser príncipe"

Agapito
El sapo que quería ser príncipe
Alicia Acosta y Pablo Pino


Querido diario: 

Empiezo mi agosto de la mejor manera, con una lectura de Carambuco una editorial que ya conocéis por mí y que siempre trae cuentos muy actuales y por ello y mucho más, les doy las gracias desde aquí.

Agapito es un sapo que tiene las ideas muy claras, está buscando a una princesa que lo convierta en príncipe con un beso, como en los cuentos tradicionales y como buen sapo cree que es guapo pero también es pretencioso y tiene la clara intención de salvar a la princesa y darle hijos y felicidad... ¿cuánto os suena esta historia? pero no os preocupéis que no acaba ahí, Agapito va a aprender una importante lección pues las princesas ya no son lo que eran, las princesas ya no están en apuros, esperando que las rescaten, ahora las princesas leen, trabajan, sueñan con viajar y les gusta ser independientes, por todo ello... me temo que Agapito lo va a tener difícil en su hazaña. 

Si hay algo que me gusta de estos cuentos, porque sí, los cuentos son para mí, que no soy una niña pero ya sabéis que las recomendaciones por edad me importan bastante poco, los libros infantiles son hermosos y no me privo de disfrutarlos plenamente... como decía, si hay algo que me gusta de estos libros que Carambuco edita no es solo su estética, pues hay que reconocer que son preciosos, también mueven los sentimientos de las personas, transmiten valores y han redescubierto los cuentos de hadas a los niños. 

Las niñas ya no quieren ser princesas, bueno, algunas todavía sí, pero no quieren ser la damisela en apuros que deja toda la iniciativa al príncipe, las niñas quieren decidir, ser protagonistas de sus vidas y emprender el camino hacia sus propios sueños, puede que quieran ser princesas pero princesas actuales, diferentes, fuertes, valientes e independientes, nada que ver con aquéllos estereotipos de antaño. 

Por ello y mucho más, esta editorial se merece un auténtico diez, porque ahora Agapito quiere ser mi cuento favorito del año y lo tiene bastante fácil, yo, por mi parte, voy a recomendar que se lo regaléis a niños y niñas, pero no solo eso, sentaos con ellos a leer, poned voces y entonación a los personajes, animadles a que hagan un dibujo de cada princesa y hablad con ellos sobre cuál es su preferida y por qué. 

Es la manera perfecta de ayudar a transmitir valores de forma divertida, sencilla y que enamora a la vista. ¡Más libros como éstos, por favor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario