martes, 11 de febrero de 2020

Reseña: Missiroli, Marco "Fidelidad"

Fidelidad
Marco Missiroli



Querido diario: 

Quiero dar las gracias a Duomo Ediciones por este ejemplar. 

Sinopsis:

Carlo y Margherita son una pareja joven a la que se podría considerar feliz. Una pareja como muchas. Hasta «el malentendido». Así es como empiezan a llamar a un atisbo de duda que poco a poco va erosionando su matrimonio. Alguien vio, alguien avisó, los colegas hablaron, y la supuesta traición acaba por convertirse en una poderosa coartada que abre la puerta a las fantasías. ¿Somos capaces de no caer en la tentación de ser infieles a nuestros propios sentimientos? Marco Missiroli lo cuenta con un estilo punzante y envolvente, dirigiéndose al corazón de sus personajes: él, ella, la otra, el otro. Nosotros mismos. Prepárate para leer tu propia historia.

Creo que lo primero que me ha llamado la atención es el estilo del autor ya que este es muy marcado, sobre todo lo he notado en los diálogos, lo he saboreado diferente aunque no sabría explicar bien el porqué sí que lo sabría identificar, quizás, en otro trabajo. Resulta algo desconcertante si estáis excesivamente acostumbrados a novelas más comerciales y sencillas de leer. Esta trama lanza un mensaje profundo que te hace reflexionar pero sin llegar a ningún lugar concreto y eso aunque me desconcierta me gusta, es contradictorio, lo sé, pero a la vez agradable. 

De hecho, yo me pregunto cuánto tiene este libro de novela y cuánto de filosofía ya que puedo adivinar una inquietud constante del autor de preguntarse, bien a sí mismo, bien al lector, qué sucede con las propias convicciones y si merece la pena seguir las normas, o en el caso de seguirlas, qué normas son las que estamos siguiendo y por qué, a quién debemos lealtad, a nuestro cerebro quizás o a las palabras que formulamos pero al hacerlo... ¿lo hacemos entonces por voluntad propia o por influencia del entorno, esto es, por los demás? 

Estaría hablando de estos temas y muchos otros durante horas porque soy una persona que goza de retorcer las ideas, destrozarlas, recomponerlas, destruirlas y volver a construirlas una y otra vez por el mero placer de manejarlas y trabajarlas, pero más si lo hacemos con una novela de fondo que nos sirve de ejemplo, como es el caso. O quizás, simplemente me estoy imaginando cosas en mi cabeza que solo están ahí, quizás algún día tenga la oportunidad de preguntarle al autor sobre estos temas ya que le adivino un gran mundo interior al que os podéis asomar en alguno de sus libros, yo he leído solo este y si de verdad os apetece darle un par de vueltas al coco os lo recomendaría mucho y si no os ha bastando con ese par, volved para seguir pseudo-filosofando conmigo que para mí será un placer. Nos vemos en la siguiente reseña. 

¿Te gusta? Cómpralo haciendo click aquí

1 comentario: