domingo, 19 de mayo de 2019

Reseña: Calderón de la Barca "La vida es sueño"

La vida es sueño
Calderón de la Barca


Querido diario Señor Disney:

Sé que ha ignorado usted todas mis cartas anteriores pero esta misiva es importante porque le traigo su nuevo éxito taquillero: ¡La vida es sueño! No me diga usted que no tiene un título genial y por favor, no me venga otra vez con que la historia es demasiado antigua para adaptarla al cine infantil, le recuerdo que su equipo creativo lleva toda la vida utilizando cuentos tradiciones, pues bien ¿por qué no llevar a la gran pantalla una obra maestra del teatro español? ¡no lo sé! pero le diré por qué sí debería hacerlo, atento. 

Tendrá a su villano desde el principio de la película, el malvado padre de Segismundo (sí, lo sé, tiene un nombre un tanto extraño pero siga escuchando) este hombre lee en las estrellas que su hijo llegará a ser un gran tirano y por ello decide recluirlo en una torre, no como la de Rapunzel pero seguro que algún dibujante introduce un guiño a ese otro cuento, y para liberarlo aparece la heroína Rosaura que podría ser ese personaje femenino fuerte y valiente que tanto le gusta, ésta se viste de chico para burlar a quien vigile... ¿no le parece emocionante? pues hay mucho más. 

Podría dar mucho juego el papel de Rosaura pero de eso hablaría durante horas, ahora es cuando llega el sentido del título pues cuando Segis sale de la torre le parece como si todo hubiera sido un sueño ¡genial! ¿verdad? y pensarás ¿qué importancia tiene un muchacho cualquiera en una torre? pues es que este chico es el heredero de la corona y su pueblo no sabía de la existencia de él que está rodeado de personajes secundarios que conspiran para que no se case con la infanta Estrella y mucho más... ¿qué cómo lo hacen? bueno, aquí es donde podría meter la magia que envuelve siempre sus películas pues consiguen dormirle, sí, sí, a Segis para  aumentar esa sensación de estar viviendo en un sueño porque... Me estoy explicando demasiado rápido, creo que sería mejor que usted y yo nos sentáramos con una taza de chocolate y un trozo de pastel a hablar de los detalles tranquilamente.

Verá, estoy segura de que a los niños les encantará escuchar la historia, a los adolescentes les fascinará verla en la gran pantalla y a los adultos les resultará muy simpático que se versione este clásico que seguro que estudiaron en su época más joven. ¿No le parece una idea magnífica? Además tiene mucha acción a la que le podrían poner una gran banda sonora con muchos efectos especiales ¡sobre todo en la última parte de la obra! ¡ah! y también queda la resolución que no pienso contarle, si finalmente se cumple la profecía de las estrellas o no, creo que esa parte debería usted averiguarla leyendo la obra y sí, ya sé que es teatro y también que no estará acostumbrado a este tipo de literatura pero le prometo que va a disfrutarla mucho y encontrará una nueva razón para hacer crecer esa creatividad que todos llevamos tan dentro. 

Espero que esta idea entusiasme tanto a su equipo que estén deseando todos leer la obra y ojalá vuelvan para contarme qué les ha parecido, estaré encantada de recibir respuesta, por ello, quedo a su disposición hasta mi nueva carta. 

Mil gracias de nuevo a Vicens Vives 
por incentivar mi imaginación.

4 comentarios:

  1. “La vida es sueño y los sueños, sueños son”.
    Me ha encantado la reseña! Ojalá que los de Disney te hicieran caso.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  2. Hola chickalit! Eres una genia total haciendo reseñas.gracias!saludosbuhos

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Me ha encantado la reseña!!! No he leído la novela, pero si hay que pedirle a Disney algo se pide y punto! Besos

    ResponderEliminar
  4. Ay, mísero de mi,
    Ay, infelice,
    apurar, cielos, pretendo,
    ya que me tratáis así,
    aunque si nací, ya entiendo,
    qué delito cometí.

    ¿Qué delito cometí
    contra los demás naciendo?
    Y hasta aquí recuerdo ese pequeño fragmento, de cuando estudiaba quinto de EGB, mientra leíamos en clase de Lengua Española esta obra. Desde entonces es mi clásico favorito, y efectivamente, bien daría para una película...
    Me ha hecho mucha ilusión tu reseña. Me has traído un recuerdo de mi infancia.
    Besos!

    ResponderEliminar