miércoles, 9 de octubre de 2019

Reseña: Manceau, Édouard "El pequeño curioso"

El pequeño curioso
Édouard Manceau


Querido diario: 

Antes de empezar la reseña quiero darle las gracias a Patio editorial por esta más que agradable sorpresa, el libro no podría haberme gustado más: 



Incluso antes de abrirlo, este libro despierta la curiosidad con su ventana central. Una vez abierto, el niño comienza a leer alrededor del misterioso agujero central con forma de ventana: “Un día, un pequeño curioso tomó este libros entre sus manos. Miró por el agujero y vio un montón de cosas…”
Página a página, el niño es invitado a mirar a través de la ventana del libro para redescubrir el mundo que lo rodea. ¿Hay cosas que se mueven? ¿Cosas que brillan? ¿Y cosas suaves? ¿Cosas que hacen ruido? ¿Hay letras o números?
A través de sus páginas con texturas, páginas que hacen ruido, páginas con cosas que se mueven... este libro transmite un mensaje tan simple como profundo: ¿deberíamos mirar más el mundo que nos rodea?




Tengo que decir en mi defensa que me ha resultado dificilísimo hacerle una foto a la portada pues es toda brillante y reflejaba constantemente todo por lo que seguro que no le hago justicia a lo precioso que es el libro, para ello adjunto el video de Youtube que tenéis aquí arriba y algunas fotos del interior, no todo porque quiero dejar alguna sorpresa para vosotros. 


Lo primero que te llama la atención es la forma del libro, que tiene ese agujerito que al abrir el libro se convierte en un dentro de observación a través del cual, el niño puede prestar atención a los detalles que le va pidiendo el libro, haciéndolo doblemente interactivo y educativo.

Creo que se pueden trabajar conceptos y sensaciones maravillosas con este libro que es a la vez sencillo y muy versátil, una herramienta muy útil para docentes y padres, a mí me ha sorprendido muy gratamente, sé que lo voy a utilizar con mi sobrina en más de una ocasión. 


Os puedo asegurar que gracias a libros como éste ningún niño crecerá ignorando la lectura, es a la vez un libro y un juego y merece la pena que los adultos nos sentemos con los pequeños de la casa a descubrir cada rincón, ponedse a su altura y daos cuenta de cómo ven el mundo estos sabios bajitos, quizás os sorprenda. 

¿Te gusta? Cómpralo haciendo click aquí

1 comentario: