domingo, 22 de marzo de 2020

Reseña: Matthews, Carole "La dieta de las chocoadictas"

La dieta de las chocadictas
Carole Matthews


Sinopsis:
La dieta de chocoadictas es un chick-lit que nos descubre a cuatro mujeres muy diferentes con una cosa en común: no pueden resistirse ante el chocolate.
Para Lucy Lombard el cremoso, suave y delicioso chocolate es más que una simple tentación. Es la cura de todos sus males. Pero no es la única. Comparte su pasión con otras tres adictas: Autumn, Nadia y Chantal. Juntas forman un singular club de amantes de esta dulce droga. Se reúnen a menudo en su santuario, El Cielo del Chocolate, donde descargan sus desasosiegos acerca del novio tramposo que promete que va a cambiar, el jefe coqueto, el esposo ludópata y un desapasionado matrimonio...

Querido diario:

Siento una enorme satisfacción al decir esto públicamente, o quizás no tan público pues cuando no le doy mucho bombo a mis reseñas casi nadie aparece por aquí pero... al grano: ¡no se trata de una colaboración! tú eres creación mía así que ya sabes lo que está pasando en el mundo, un virus, un confinamiento y un largo bla bla bla que se traduce en que he acabado con las reseñas obligatorias de libros de colaboración y por fin puedo reseñar alegre y libremente libros sin el temor a que la reseña no sea lo suficientemente formal, no sea lo que la editorial espera, no esté a la altura del autor o expectativas que me empujan a autoexigirme en exceso. 

Este libro lo compré nuevo en formato bolsillo y lo siento pero hace tanto tiempo que no recuerdo ni cuándo fue. Es la segunda parte de "El club de las chocoadictas" y sí, yo también creo que debería de ponerlo por algún sitio aunque si lo lees como autoconclusivo tampoco tienes ningún inconveniente. 

Por cierto, la sinopsis me parece un desacierto, pero como la editorial va a pasar olímpicamente de mi sugerencia ni siquiera me voy a molestar en reescribirle otra, voy a hablar del libro a mi antojo y listo. El tema es que le han puesto este título para hacer la gracia de que es la segunda parte pero de dietas no se habla nada y en ningún momento dicen las protagonistas de dejarse el chocolate, yo pensaba que el argumento era que se habían dado cuenta de que lo solucionaban todo zampando chocolate pero no, el chocolate sigue siendo lo mejor de sus vidas y en ningún momento se cita ningún tipo de dieta así que, que no se guíe nadie por el título que se lo han puesto para despistar. 

Las protas son buenísimas ¡geniales! y como buen chick-lit que es, los hombres aparecen pero como en un segundo plano y tampoco hay que prestarles mucha atención, el eje central lo tienen ellas, el protagonismo lo llevan ellas, la voz cantante la llevan ellas, el libro gira entorno a ellas... creo que ya lo vais pillando. 

A mí me encantaría tener un grupo de amigas así, que haces una llamada y aparecen para escucharte y compartir tarta, gofres, galletas y magdalenas, ninguna te juzga ni te quita las calorías de la boca, en cambio, llaman al camarero y piden ración doble porque saben lo mal que lo estás pasando. Eso es la verdadera sororidad. 

Es cierto que en algún momento piensas en gritarle a alguna: ¿¿no llevamos la misma cantidad de páginas que yo con el mismo tío?? ¿acaso no te das cuenta de lo que va a suceder? pero como buena mujer nacida en los ochenta, yo también sé que no es lo mismo verlo que vivirlo y también sé por qué cae en el agujero aunque sabe que está ahí. 

El caso es que una detrás de otra la van liando parda, mi favorita es la escena del hotel, tomad nota porque es bestial, no diré lo que hacen pero te descoñas, sí, sé que estoy siendo malhablada pero como nadie me paga puedo escribir en mi blog lo que quiera, cuando reciba donativos en mi cuenta de Paypal le haré caso a los patrocinadores... como iba diciendo, son un poco desastres y sobre todo la prota, que... ¡¡no os he hablado de Irresistible!! así es como llama al jefe, que también es un buen consumidor de chocolate y le tira los trastos a lo bestia. Ya está, tenéis que leer más chick-lit, es la solución a todos vuestros problemas, seguro que durante el encierro encontráis este libro en digital. ¡A buscar!

¿Y estoy escribiendo esta reseña mientras zampo chocolate? que no lo dude nadie, si no, no sería una auténtica chocoadicta y no merecería leer esta novela. Eso también os lo digo, si vais a leerlo, buscad ambas partes de la misma autora y leedlas juntas y del tirón porque después de una vais a querer la otra y ya estoy deseando más. Adoro a esta autora ¡creo que aún tengo un libro suyo pendiente de leer! sí, efectivamente, todavía me queda lectura así que, así es como os voy a dejar, con la miel en los labios. ¡Sed felices!

¿Te gusta? Cómpralo haciendo click aquí.

5 comentarios:

  1. Hola,
    desde el título me sentí muy atraída por el libro. Y creo que ha dado justo en el clavo porque es la clase de libros que suelo disfrutar muchísimo, ya me dio bastante curiosidad esa dichosa escena de hotel jaja a ver si en esto de la cuarentena me busco ambos libros
    Gracias por la reseña
    Abrazos ;D

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me parece muy interesante este libro, así que lo anoto en mi lista para próximas lecturas. Gracias por la reseña, la verdad es que no lo conocía.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Gracias por la recomendación, me encanta mucho esté tipo de historias. Te recomiendo mucho a Danille Steel y Jill Shavis.
    Besos💋💋💋

    ResponderEliminar
  4. Buenas me lo voy a apuntar porque tiene pinta tal y como lo describes de que es tan adicto como el chocolate ^^

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Chocolate... chocolate... chocolate... :)) Claro que lo apunto, es más, apunto los dos títulos ;)
    En esta cuarentena, encerrada en casa y hablando de chocolate, quién puede resistirse.
    Me encantó tu reseña, me tienes como tu seguidora (Marianna 2.0)
    Un abrazo y nos leemos.

    ResponderEliminar