viernes, 14 de junio de 2019

Reseña: O'Leary, Beth "Piso para dos"

Piso para dos
Beth O'Leary


Querido diario: 

Que Suma de letras es una de mis editoriales favoritas no es un secreto precisamente y esta vez quiero darle las gracias por este libro de aspecto tan cuidado ¡¡el lateral de las hojas es color fucsia!!
Tiffy Moore necesita un piso barato, y con urgencia. Leon Twomey trabaja de noche y anda escaso de dinero. Sus amigos piensan que están locos pero es la solución ideal: Leon usa la cama mientras Tiffy está en la oficina durante el día y ella dispone del apartamento el resto del tiempo. Y su modo de comunicarse mediante notas es divertido y parece funcionar de maravilla para resolver las vitales cuestiones de quién se ha acabado la mantequilla y si la tapa del váter debería estar subida o bajada.

Claro que si a eso se añaden exnovios obsesivos, clientes exigentes, hermanos encarcelados por error y, lo más importante, el hecho de que aún no se conocen, Tiffy y Leon están a punto de descubrir que lograr la convivencia perfecta no es fácil. Y que convertirse en amigos puede ser solo el principio...
Me encantan los líos de compañeros de piso, yo pensaba que había tenido los más raros pero leo estas novelas y me reconforta ¡podría haber sido peor! ¿conocéis el concepto de cama caliente? yo lo conozco por amigos que han trabajado en un submarino, mientras unos duermen, otros trabajan, se despiertan unos y los otros se acuestan, de forma que dos personas usan la misma cama y por lo tanto... siempre está caliente. Me vino a la mente en cuanto leí la premisa de este libro y es que a veces para abaratar costes y sobrevivir hacemos lo que sea necesario. 

Me ha hecho mucha gracia el sistema de notas, yo lo uso mucho con mis compañeros y a veces se producen unos malentendidos que en la vida real te cabrean pero en las novelas te desternillas y eso, unido a los personajes tan característicos y esas vidas a punto de romperse hacen que te enganches y fácilmente te ves acabando un libro de casi 500 páginas en cuestión de un par de días o tres. 

No os voy a engañar, no es una comedia, tiene sus momentos duros y un trasfondo que te hace empatizar con los personajes pero sobre todo me quedo con el formato pues el hecho de que los protagonistas solo se conozcan a través de la correspondencia me me devuelto a mi época de instituto en la que dos alumnos usábamos el mismo pupitre, solo que uno en el turno de mañana y otro en el de la tarde, a veces dejábamos notas para que el otro la leyera y cuando te respondían podías llega a entablar una bonita amistad ¡sin verse! 

Sé que, con la llegada de las nuevas tecnologías, como el Whatsapp, este tipo de conversaciones a través de notas escritas os resultará algo lento, sobre todo a los de la generación zeta pero, creedme, tiene su encanto y podéis comprobarlo con esta historia que seguro que no os deja indiferentes, dadle una oportunidad. 


5 comentarios:

  1. Hola, hola :)

    A mí me encanta dejar notitas, tienen un encanto especial. Leí este libro la semana pasada y me gustó mucho, me pareció diferente. He flipado con lo de que tienes amigos que han trabajado en un submarino :O no conocía ese concepto de cama caliente.

    Un saludo :D

    ResponderEliminar
  2. Hola ^^

    A mi me llama mucho la atención jajaja espero poder hacerme con él ^^

    ResponderEliminar
  3. Me encantan tus reseñas. Espero poder hacerme con este libro pronto, porque me llama mucho la atención.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Yo soy de estos tiempos en donde los estudiantes ya no usan carpeta compartida, sin embargo la experiencia que acabas de contar me pareció fascinante y muy interesante. ¡Me animaré a leer este libro!

    ResponderEliminar