lunes, 10 de junio de 2019

Reseña: Tello, Jordi "1816 El año que no hubo verano"

1816 El año que no hubo verano
Jordi Tello


Querido diario: 

Ya hacía tiempo que no te traía una novedad de Titania y mira qué maravilla, por cierto, mil gracias a la editorial por este ejemplar, seguro que algunos ya conocéis al autor, el famoso instagramer poeta, yo lo he descubierto gracias a este libro: 

Imagina la erupción de un volcán en medio de la nada. Imagina una columna de humo y ceniza superior a los 40 km de alto. Los cielos grises, los días nublados. Imagina levantarte por la mañana y que todo esté oscuro, imagina acostarte al atardecer sin que el sol haya despuntado.
Imagina que un volcán explota en Indonesia y que a todo el hemisferio norte le desaparece el verano. Un verano sin sol, un verano sin playa, sin risas. Solo un verano oscuro. Sucedió de verdad. Sucedió en 1816. Aquel verano Mary Shelley escribió Frankenstein.
Yo también he sentido la erupción de un volcán en medio de la nada, la columna de humo y ceniza superior a los 40 km de alto, los cielos grises, los días nublados. He sentido levantarme por la mañana y que todo esté oscuro, acostarme al atardecer sin que el sol haya despuntado.
Te fuiste y dentro de mí estalló un volcán que lo nubló todo. Sucedió este verano. A mí ahora algo me nubla y me hace sentirme perdido por dentro. Mary Shelley creó Frankenstein. Yo sé que, amándote, contigo creé un monstruo. Tu recuerdo, como las cenizas, aún vuelan en el aire. Aún tengo que asumir que, como el verano, te has marchado.
Este libro lo han presentado como poesía pero a mí no me parece poesía, de hecho, es un género que no me gusta y este libro me ha gustado. Creo que es más bien un conjunto de relatos, sí que se nota cierto cuidado en la elección de las palabras por parte del autor pero de ahí a considerarlo poesía, yo no lo hubiese etiquetado así, por lo que lo voy a reseñar como conjunto de relatos. 

Creo que de todo lo negativo se puede sacar una experiencia positiva, como les sucede a personas que se encuentran en la situación del protagonista, que tras una ruptura, un duelo o una decepción podemos crear algo bello como un libro de relatos expresando por qué se nos ha torcido ese verano. 

Al igual que le sucedió a Mary Shelley, la autora de Frankenstein, este personaje experimenta un verano diferente durante el cuál crea su particular "monstruo" que no es más que ese conjunto de emociones negativas que surgen después de una ruptura que nos hacen tener que reencontrarnos, y volver a estructurar nuestro pensamiento, nuestras emociones, por eso digo que, de alguna manera, de lo negativo siempre acabamos extrayendo algo positivo. 

Quizás disfruten más de este libro aquéllas personas que hayan pasado por experiencias similares, que hayan perdido a ese gran amor o incluso que estén atravesando ahora ese momento, a mí me ha recordado mucho a la primera ruptura que tuve en la que crees que todo tu mundo se ha venido abajo y vas intercambiando estados de rabia, frustración, dolor... y que son igual de importantes que los momentos felices pues unos no pueden existir sin los otros y siendo así lo he disfrutado mucho, además se acerca el verano y es un libro tan cortito y tan bien escrito que os llevará solo un ratejo pero uno muy agradable. 

1 comentario:

  1. Como la persona materialista que soy, me ha llamado por la portada.
    Aunque el nombre también me enganchó.
    Siento que es un libro que no todos disfrutarían (me ha recordado un poco a Sólo quedó nuestra historia; unos lo aman y otros lo odian). Pero en mi caso, siento que si me va a gustar.
    Voy a checar cuando sale en México ♥

    ResponderEliminar