sábado, 14 de enero de 2017

Reseña: García Lorca, Federico "La casa de Bernarda Alba"

Título: La casa de Bernarda Alba
Autor: Federico García Lorca


       ¿Sobre qué trata? A grandes rasgos cuenta la situación de una familia en la que la madre y protagonista, Bernarda Alba, se queda viuda e impone un luto riguroso a sus hijas. Lo que supone que deben vestir de negro, comportarse de forma adecuada, no pueden salir de casa y un largo etcétera propios de la época. 

       ¿Qué opinión me merece? Debo reconocer que el libro me obligaron a leerlo cuando estaba en el instituto pues entraba en el examen de selectividad y como todo a lo que nos obligan cuando estamos en plena etapa rebelde, no nos gusta. Pero ahora lo veo de forma diferente. 

       He visto varias obras de teatro, tanto de estudiantes como de profesionales y me han encantado. Ahora que tengo la edad que tengo, aprecio mucho más el sentido de la obra, o del libro en este caso. Pero en su momento pensé: ¿con este libro pretenden que los estudiantes se enganchen a la lectura, a estudiar y aprender? No me pareció una elección acertada y sigue sin parecérmelo, pues la edad y la experiencia hacen posible apreciar lo que, siendo joven e inexpertos, nos pasa desapercibido. 

       Por supuesto el contexto es lo más importante, si no, es imposible comprender la trama. Hace unos cuantos años, la cultura era diferente y seguirá cambiando con el tiempo, en el momento histórico de Bernarda Alba las apariencias eran muy importantes, así como el qué dirán, rendirle un buen luto a un pariente cercano fallecido y cómo no, que las mujeres se dedicaran a las tareas propias de su género. Y ahora me podríais decir: pues no ha cambiado mucho la cosa. Ha cambiado, no radicalmente y tampoco del todo, pero lo ha hecho. 

       Lo que no ha cambiado es esa pasión que despiertan las hormonas en edad muy joven, las aspiraciones, los sueños y esperanzas de los adolescentes y por otro lado, la tendencia de los padres a conseguir que sus hijos hagan lo que ellos consideran correcto. Así como las envidias, los celos y las emociones más básicas que nos llevan acompañando desde que somos personas y lo seguirán haciendo hasta que dejemos de serlo. 

       Yo creo que la obra es una crítica muy clara a la época, los convencionalismos y si estuviera escrita ahora, también a la discriminación y la falta de libertad. Aún nos queda un largo recorrido para llegar a la igualdad y el pleno derecho. Sólo espero que, por el camino, no perdamos el respeto y el cariño hacia las tradiciones. Ya no se obliga a nadie (o eso quiero creer) a llevar ropa negra durante el primer año de duelo pero tampoco nadie (o casi nadie) se interesa por actividades como coser o tejer

       ¡Sí! cómo no, tenía que aparecer esa palabra para poder, una vez más, animar a las nuevas generaciones a recuperar cosas tan bonitas como la artesanía, la comida casera o cualquier tipo de artes plásticas. No pretendo que volvamos a hacer el famoso ajuar pero sí que recuperemos esas técnicas y las apliquemos a algo de interés actual, y sí, me estoy refiriendo a que yo hago ganchillo y no precisamente tapetes sino que lo utilizo para dar vida a personajes de dibujos animados entre otras frikadas que tanto me encantan. 

       Me he dejado mil cosas en el tintero pero tampoco es mi intención aburrir a nadie. Sólo seguir deseándoos felices lecturas ^^

20 comentarios:

  1. A mi pesar de que me gustó mucho ese libro, lo he tenido que reconocer con el paso del tiempo. Cuando he empezado a valorar los libros del instituto. Pero reconozco que de los de lectura obligatoria fue de los mejores. B7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Coincido completamente, en su momento pensé que era aburridísimo y ahora sin embargo encuentro que podría hablar de él durante horas y está cargado de significados.
      Un abrazo ^^

      Eliminar
  2. ¡Hola! Me alegra un montón haber leído una reseña de este libro porque es el que me toca leer para lengua y literatura. Creo que en la reseña has expresado muy bien lo que he visto en la novela y ahora tengo ganas de leerla. Espero que no me aburra y que me guste sin tener que esperar a que pase un tiempo, jajaja.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Ya verás como no te aburre, busca esos significados y ya verás como te gusta, sé que es difícil porque te han obligado a leerla pero puede llegar a ser verdaderamente hermosa. Siéntete identificada con alguna de las hijas y vive su día a día como si fueras una más, te ayudará. Toma notas, señala las partes que te llamen la atención y así se te hará más entretenido. ¡Espero que lo puedas disfrutar! ^^ Un abrazo.

      Eliminar
  3. No lo he leído y sinceramente no creo que tenga intención de hacerlo a no ser que me obliguen en el instituto JAJJAJA gracias por la reseña igualmente
    Un besoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      No lo hagas si no te llama la atención, ¡hay muchos peces en el mar!
      Besos ^^

      Eliminar
  4. Hola, cierto, hay que tener cierta edad para valorar ciertos libros ¡tienes toda la razón! me gusta mucho de qué va y tu reseña ¡me lo apunto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias por venir, me alegra que te guste la reseña.
      Un beso ^^

      Eliminar
  5. ¡Hola guapa!
    No he leído este libro pero si lo estudié en literatura en Bachiller. La verdad es que este tipo de obras, a veces están bien, pero para mi pierden todo el encanto porque te obligan a leerlas en el insti y cuando ya me obligan a algo pierden su encanto. Quizás si no fuera por esto serían lecturas que leería con mucho gusto.
    Quizás, como ya hace mucho tiempo que terminé mis estudios, un día me da el venazo y me pongo a leer clásicos :D

    Besitos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      ¿Cuál sería una solución? Quizás que dejen elegir la lectura a los estudiantes aunque sería más complicado para que el profesor examinara. Besos ^^

      Eliminar
  6. ¡Hola!

    Lo leí el año pasado y me gustó bastante, es cortito pero recuerdo que me hizo pensar mucho, me parecía super injusto todo y a veces me ponía de los nervios jajaj

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola hola!
      Sí, la esencia del libro es precisamente esa, lo injusto que es ese duelo impuesto para las chicas. Un abrazo!

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    Nunca he leido esta obra aunque vi la obra de teatro que hicieron en mi instituto algunos de cursos superiores y estuvo genial.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      En este caso el teatro supera a la lectura. Besos ^^

      Eliminar
  8. ¡Hola guapa!
    Tienes toda la razón. Cuando lees en el instituto, sobre todo si es tan obligada como que se hace un examen sobre ella, no se aprecia igual que cuando eres tú quien busca esa lectura. También vi hace tiempo una obra de teatro de "La Casa de Bernarda Alba" a la que precisamente también nos llevaron con el instituto. Y sí la disfruté, he de decir.
    Solo decir que la última intervención de la madre, el último de los párrafos, siempre me encantó...
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola hola!
      Yo tengo mi teoría sobre los libros y la educación, creo que la lectura debería ser un premio y no al contrario, la metodología está planteada de tal manera que para que te premien te tienes que leer el libro, y yo creo que debería ser todo lo contrario: por ser un buen alumno, como premio: lectura. Y se viviría de forma completamente diferente. ¡Ainss! El día que el gobierno me escuche... ^^

      Eliminar
  9. Vale, ¡me he enamorado de cada palabra de esta reseña! Creo que tienes razón en absolutamente todo, sobre todo en eso de que no hay que meter presión a los adolescentes para que lean las grandes obras de nuestra cultura, porque cada cosa tiene su momento y el saber apreciar una buena obra literaria lleva su tiempo. Pero es más complicado que eso, porque cada persona lleva un ritmo diferente, así que yo creo que lo peor que pueden hacer los colegios e institutos, y aquí habla la maestra que llevo dentro, es obligar a un niño o a cualquier persona a leer algo que no ha elegido por propia voluntad o que no le atrae. Son las experiencias que vivimos cuando somos pequeños con respecto a la literatura las que marcan nuestro futuro como lectores. Y creo que tanto las familias como los maestros desempeñan un papel crucial en cuanto al desarrollo lector de los niños y jóvenes. Por eso es importante que los niños sepan lo que pueden leer, la gran variedad de la que disponen para elegir... pero jamás, repito, JAMÁS elegir por ellos. Hay que guiarles, no anular su capacidad de decisión escogiendo sus lecturas por ellos. Y la verdad que yo a la edad de 15 ó 16 años a la que me mandaron este libro me gustó porque de siempre me ha encantado el teatro y me he esforzado por apreciarlo en todas sus formas, pero seguro que ahora me gustará más :) ¡Gracias por esta fantástica reseña!
    Un abrazo :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Has dado en el clavo! Cada persona tiene un ritmo diferente y eso, por desgracia, en educación no se contempla. Me alegra que lo hayas puntualizado. Gracias a ti por venir a comentar. Un abrazo ^^

      Eliminar
  10. Hola, nena!! Tiene muy buena pinta!! Tengo ya ganas de leerme un par de clásicos que tengo en lista. Me lo propuse el año pasado y no lo he hecho :(

    Gracias por la recomendación!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola hola!
      Tranquila que el año es muy largo, seguro que encuentras un ratito. Besos ^^

      Eliminar