sábado, 15 de septiembre de 2018

Reseña: Defoe, Daniel "Robinson Crusoe"

Robinson Crusoe 
Daniel Defoe


Querido diario: 

Al igual que Crusoe en su isla desierta hablo conmigo misma en mi blog contando los días y elaborando un entorno que me aporte todo lo necesario, en el caso del protagonista: un calendario para no perder la cabeza, una muralla de madera contra posibles enemigos y en el interior un hábitat confortable y muy práctico. En mi caso, montañas de libros tan geniales como éste que hacen mi vida literaria más rica a cada novela que leo. 

Tengo que decir que no me esperaba las ilustraciones tan detalladas que hay en su interior, cumplen a la perfección con mi imaginación y el texto que es aventurero en estado puro... recuerdo aquéllos años en pleno campamento donde la civilización quedaba bien lejos, debíamos construir nuestras duchas, mesas y comodidades echando de menos el lujo del microondas o el sofá... pero vamos a centrarnos: para mí, Robinson Crusoe antes de leer este libro era un personaje que se valía por sí mismo en medio de la jungla y que ha sido nombrado en otros libros, series de televisión y películas a lo largo de la historia pero resulta que hay más, ¡mucho más! 

Lo explicaré con un gráfico similar al que utilizó este aventurero durante su naufragio para no perder el sentido, hizo listas de aquéllo que consideraba negativo de su supervivencia allí y otra lista de todo lo positivo:


Aspectos que me han gustado del libro: - Hacía mucho tiempo que tenía ganas de leer aventuras- Por fin he podido saber quién es el famoso personaje- Lo he leído del tirón  
Aspectos que me han encantado del libro: - Las ilustraciones, son de mis favoritas junto a las de Peter Pan y La Sirenita- Los mensajes que nos lanza, ejemplo "en la circunstancia más desgraciada, siempre podremos encontrar algo que nos consuele"- La ambientación, pues nombra lugares, culturas y objetos que crean curiosidad en el lector al igual que sucede en La vuelta al mundo en ochenta días
¿Qué? ¿esperabas aspectos negativos del libro? Lo siento, para mí un buen clásico es luz para mis ojos y este ha cumplido y superado expectativas e incluso me ha decidido a leer otros muchos libros de aventuras de los que conozco apenas el título, pues ahora siento mucha más motivación por conocer otras odiseas y cómo sus protagonistas salieron de ellas. 

Éste no es solo un ejemplo de supervivencia, también lo es de lo mucho que se agudiza el ingenio cuando aparece la necesidad, de lo necesarias que son el resto de las personas pues el hombre es un ser social por naturaleza y además añadiré que me parece que la resilencia empezaba ya a reflejarse en textos como éste aunque no hubiera una palabra para nombrarla pues lo mucho que se crece Robinson ante la soledad, el miedo a los depredadores, la búsqueda de agua y alimento así como mantener la mente ocupada, me parece un claro ejemplo de una persona que, como diría Baden Powell, sonríe y canta ante las dificultades. 

Mil gracias a Vicens Vives por este libro ¡he vuelto a ser niña otra vez! ^^ 

3 comentarios:

  1. Leer estos libros de aventuras clásicos siempre es un acierto y si viene acompañado de bellas ilustraciones el placer es doble.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. hola! a Crusoe lo descubri de muy pequeña asi que los mejores recuerdos viene de su mano y tiene un lugar en nuestra biblioteca!! gracias por traerlo de nuevo, saludosbuhos

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Que bello libro, gracias por la recomendación. Los clasicos son de los mejores para el otoño.
    Besos💋💋💋

    ResponderEliminar